Si hoy fuera tu última cena, ¿qué pedirías?

Aprovechando que es viernes 13

VÍA@Gynna_H
Ling Sepúlveda

Pensando en todo lo que envuelve al viernes 13, decidimos hacer una nota un tanto fatalista que girara alrededor de la comida: “¿Qué elegirías si supieras que hoy es el último día que vas a degustar el momento de la cena?” Éstas son las elecciones que hizo el equipo de Chilango.

Juan Luis R. Pons – editor general

Pensé en unas hot wings, pero la verdad si hay un platillo que me gusta mucho son los chiles en nogada. De los de la temporada de este año, los que más me gustaron fueron los del restaurante Nicos. Es un espectáculo en sí mismo tanto a la vista como al gusto, y una joya de nuestra cocina. Sin embargo, si no fuera temporada de nogada, las alitas de Chili’s me encantan.

Hugo Juárez – editor adjunto

Yo soy alguien súper mundano y de placeres sencillos, así que para mi última cena pensaría en comer mis platillos favoritos e irme al más allá con una sonrisota: tacos de pastor de El Kalimán y una pizza deep dish de Gino’s.

Alejandra Leglisse – editora ejecutiva y de Capital

El último día de mi vida me atascaría de tacos al pastor del Tizoncito, campechanos de El Villamelón, cochinita pibil  y hasta dorados. Los tacos son “mi lugar feliz” no hay pena que no se cure con un rico taquito.

Loretta Gutiérrez – editora de arte

Para mi última cena me gustaría una docena de ostiones al grill con sal de mar de La DocenA, una alcachofa a la parmesana de La Única, una dona de tocino con helado de vainilla de Boca Grande y un mil crepas del Mog.

Héctor Cruz – jefe de información

Sería muy difícil tener que decidirme por un platillo como última cena, pero si tuviera que escoger éste tendría que tener barbacoa, carnitas, birria y pozole. Con esos platillos podría irme feliz a la otra vida. Acompañado de cerveza y por supuesto un postre, digamos flan napolitano con coco.

Romina Rivera – coeditora gráfica

Como soy medio nostálgica elegiría mi comida favorita de la infancia: sopa de fideo de mi abue, camarones empanizados con puré de papa, y pay helado de limón. ¿De tomar?, una soda muy muy fría.

Verónica Chávez – coordinadora de guía web

Definitivamente serían unas enchiladas de mole rojo. El mole en particular es una de mis comidas favoritas, tan versátil y rico (¿lo han probado con huevos revueltos?). La combinación con la tortilla frita, la cebolla, el quesito fresco, el pollo y la crema es una de esas experiencias religiosas para mi paladar, tan sencillo pero a la vez tan delicioso.

Oswaldo Betancourt – especialista en cine 

Creo que mi último platillo bien podrían ser unas enchiladas verdes o unos tacos dorados de pollo hechos por mi mamá. Siempre me ha gustado cómo prepara esos platillos, saben a cariño y en ningún otro lugar saben igual.

¿Tú qué elegirías?

También lee:

-Mini hamburguesas favoritas
-Mixiotes del DF que rifan
-Sopes que debes probar