Rubens

Ñam, ñam

El gallo: Especial con tocino

¿Sabe bien?

Sí, son unas hamburguesas contundentes (tanto que probablemente recuerdes el sabor de la col desflemada durante tooodo el día). La carne (aunque molida) es de sirloin, un detalle que se nota en el sabor y grosor de la hamburguesa. Un sabor de parrilla inconfundible que se mezcla perfecto con el tocino y el queso (si tu gula no tiene límites tienes la opción de pedirla con queso Oaxaca).

¿Y las papas?

Son buenas, sí y sólo sí son curlys. Vienen muy condimentadas, y crujientes (el queso amarillo para “sopear” es opcional).

Veredicto: 3 de 5 hay pocas sucursales de estas hamburguesas pero vale la pena el viaje. Además es de los pocos sitios de comida rápida en dónde puedes acompañar tu hamburguesa con una cervecita. Yam, yam.