Parcela: restaurante, bar, jardín y parque de diversiones para niños

Tus hijos en la casita del árbol y tú echando el trago y el taco en un jardín sin prisa. Todo bien.

Parcela
Foto: Leonardo Pérez

Sabes que Parcela es diferente de los otros de la Roma desde que te asomas. El amplio patio rodeado de árboles, niños riendo en el arenero y comensales charlando al fondo son tu primer indicio: este es un restaurante para papás. La decoración naturalista del comedor, con madera rústica y plantas por doquier, es la segunda pista: es un lugar de desparpajo.

La carta coincide con ese espíritu de soltura. Todo se antoja cómodo y con esa sabrosura que tiene la cocina de Oaxaca. No es precisamente comida oaxaqueña, pero como el chef, Alan Sánchez, trabajó durante dos años en cocinas de allá, su comida tiene cierto acento al istmo.

El mesero te recomendará el clásico guacamole con chapulines ($98); hazle caso: los chapulines frescos y están bien sazonados. Puedes saltarte la ensalada de vegetales frescos ($85) e irte directo a la parrilla, la especialidad de Parcela.

También te recomendamos: Cinco paradas para comer rico en el Mercado de San Cosme

«No todo lo que sale de las brasas tiene que ser un corte» es el lema de Alan, así que aprovecha los toques de asador en el menú. La crema de elotes con queso Cotija y trufa es buen ejemplo, pero hay otros dos mejores:

1) La hamburguesa de tasajo ($185). Hecha con pan casero, es generosa, cremosa por el queso Gouda y equilibrada con el ácido del tomate encurtido. Está en primer lugar de las burgers, a de portobello ($135) –con queso de cabra, nuez, jitomate deshidratado y pesto– en segundo y la de trucha salmonada con esquites verdes ($165), en tercero.

Parcela
Hamburguesa de tasajo. Foto: Leonardo Pérez

2) El taco de camarón, ($65), con tortilla hecha a mano, camarón frito, costra de quesillo, chorizo oaxaqueño bien doradito, col morada crujiente y salsa entre picante y dulzona. Ten cuidado con la blusa, este taco derrama grasita deliciosa.

Parcela
Tacos de camarón y chorizo. Foto: Leonardo Pérez

Si solo quieres botanear mientras te echas unos cuántos drinks, taquea. Vete por los tacos dorados de jamaica, cebolla, zanahoria y jícama ($90) y salsa de cacahuate. También son recomendables los de carnitas de pato en tortilla de guajillo ($55). Si quieres enchilarte rico, ponle salsa de habanero tatemado.

También te recomendamos: Que sí, que esto es el amor: guía de petroleras en Azcapo

Te aseguro que la pasarás de lujo con las creaciones cocteleras de Etzel Álvarez, el bartender de Parcela. Recomiendo el Pimm’s Charlatan ($110), con ginebra infusionada con limón, hierbabuena, cúrcuma, jengibre y fresas, querrás uno tras otro. También puedes pasarla bien con el Parcelita ($130), con mezcal, arándanos secos, frambuesas y limón verde; o el Mojito Hemingway con ginebra infusionada con limón, hierbabuena, cúrcuma, jengibre y fresas.
Si no eres tanto de cosas dulces, también hay cervezas comerciales y artesanales, así como vinos, jugos naturales, smoothies y hasta malteadas.

Si vas con niños, te encantará saber que el patio es un parque de diversiones para ellos y en fin de semana hay una cuidadora. Si no quieres oír gritos y risas de un niño en recreo, no vayas durante el día. Por la noche todo es distinto: ambiente de adulto contemporáneo soltero y sin hijos que solo quiere cenar rico y echar el trago con los amigos.

Parcela
Foto: Leonardo Pérez

También checa: Selvático: un restaurante salváticamente saludable

Parcela

Dónde: Querétaro 217, Roma Norte
Horarios: Lunes a viernes, de 13:00 a 00:00; sábado de 09:00 a 00:00; domingo de 09:00 a 19:00
Cuánto: $250, promedio. Acepta todas las tarjetas de crédito