Los tradicionales rollos california, salmón y camarón tempura tienen un buen hogar en Nara, sin embargo, el fuerte de este lugar es la variedad en el menú de makinara. Muchos estilos de makis, realmente, muchos.

Hecho al estilo japonés, este lugar no promete raciones obscenas pero si la cantidad suficiente como para sentirte satisfecho con el sabor encima de la
cantidad. A vuelo de pájaro, la carta cuenta con más de 17 makis diferentes —aparte de los tradicionales—.

Hagamos mención de los más ricos:
-Rollo ebi: camarón y aguacate por fuera, con aderezo de yuzu, relleno de atún picante con salsa agridulce.
-Rollo bella y bestia: anguila y masago por fuera, relleno de kanikama, espárrago y aguacate con salsa de soya dulce.
-Spider roll: por dentro kanikama, camarón, aguacate por fuera anguila en un espejo de salsa de soya dulce.

Si bien no parece una apuesta demasiado vanguardista, en Nara se apuesta por el sabor y la calidad de cada uno de los ingredientes que conforman este paraíso del maki. Las especialidades de la casa son el sashimi de atún a los 4 chiles, huachinango tempura especial Nara y las deliciosas shorts ribs.

Es importante mencionar que apenas llegues a Parque Interlomas, con sólo preguntar por Nara, todo el mundo sabrá guiarte puesto que tiene una enorme clientela cautivada por el delicioso sabor que aguarda este lugar.