Panadería alemana hecha en casa. Todo lo preparan en sus instalaciones con ingredientes frescos y naturales. Los platillos son al horno porque en Manduca Deli no usan aceite.

Hay desayunos a cualquier hora del día, que pueden ser de chilaquiles, omelettes, pan francés y sándwiches, entre otras opciones. Su pan es excelente y puedes hacer pedidos, es más si se te antoja un pan en especial ellos consiguen la receta y te avisan para cuando puedes ir a recogerlo.

Manduca Deli
Foto: Manduca Deli

Manduca Deli cuenta con baristas capaces de hacer cualquier tipo de bebida con café y ejercen el arte latte, es decir, hacen dibujitos en tu café. Para la tarde o noche hay variedad de sandwiches gourmets y otras opciones. Puedes comenzar por una tabla de quesos o un montado de tomate con salsa italiana y ensalada, y luego seguir con un sándwich de roast beef o unos chilaquiles.

Su especialidad en bebidas son el té de la casa, que lleva té verde, menta, pétalos de rosas y leche de arroz, así como el frappe de vino tinto con moras y hielo. En su carta hay un par de vinos nacionales así como un argentino y otro francés, además de cerveza.

En Manduca Deli siempre están innovando, y pronto tendrán nuevas propuestas en su menú, como las zapatillas, una masa de pizza crujiente de unos 20 o 25 cm con salsa italiana, queso parmesano, jamón serrano y aceitunas negras, además de otras sorpresas.

Manduca Deli
Foto: Manduca Deli