La Casa D’ Italia

Agustín Melgar 6 int. Lote 6

Entre Pachuca y Mazatlán

Col. Condesa

Tel. 5286 2021

Horarios:
lun-sáb 14-23:30 h
Precios: $ 250 - $ 400
Formas de Pago:
TC: Todas
Efectivo
Sitio Web
Generos : Italiana
Servicios: Reservación recomendada, Pet friendly, Área para fumar, Servicio de bar, Servicio a domicilio, Servicio para llevar, Facilidades para discapacitados, Terraza, Cena romántica, Ambiente familiar, Para ver deportes
Por si no se ha notado, soy un declarado fan de la cocina y platillos del chef propietario Luigi Cesarano, quien no sólo ha sabido conservar el aire de cocina de la Nonna y ha resistido la tentación de abrir nuevas Casas d´Italia por la ciudad –pecado al que son tan dados los restauranteros nacionales–, sino que sigue teniendo una increíble creatividad que se refleja en sus platillos especiales del día, de los que es obligatorio pedir por lo menos uno.

Si tienes la fortuna de que haya pasta en salsa de conejo –para noches de frío es una inmejorable opción– no dejes pasar la oportunidad de probarla, ya que no vas a encontrarla en ningún otro lado. Su salsa a base de tomate resulta espesa y fresca al mismo tiempo, y aun cuando puede ser un tanto pesada por el conejo deshebrado, nadie dudaría en repetirla apenas acabado el plato.

El pescado del día siempre llega a la mesa en su punto y con un perfecto equilibrio de las especias usadas. Otra recomendación que no se encuentra en el menú, y que sólo se sirve a partir de las 8 de la noche son las pizzas del lugar. Deja que Luigi recomiende los ingredientes e indícale con las manos de qué tamaño la quieres. Si es verdad que lograr una buena masa de pizza es todo un mérito, las de Casa d´Italia hacen quedar en ridículo a cualquier otra, aun sin ser un lugar que se especialice en tal platillo: masa delgada, crujiente y cuasi redonda o alargada, en la que se ve la manufactura artesanal y la garantía de que fue preparada al momento.

Los vinos quizá sean el punto flaco del restaurante, ya que no cuenta con una gran variedad. Además, los vinos italianos que suelen recomendar son caros y no hacen honor a los platillos del lugar.

El café es también excelente, como debe de ser en cualquier establecimiento que se jacte de ser italiano.

Procura que sea el propio Luigi quien haga las recomendaciones, quien, con su “italñol”, seguro te dejará confundido sobre la orden, pero seguramente no te quedará mal (intenta hablarle en italiano, esto le divierte y lo hace hablar aún más rápido).

Si no lo conoces corre en este momento, porque se llena temprano tanto a la hora de comida como de la cena. Si eres asiduo, por ahí nos veremos.