Estación

REVISIÓN GENERAL
Atención
Calidad
Ambiente

Bosque de Arrayán s/n local 504-2 111

Entre (Dentro de City Center Bosque Esmeralda) y , esquina con Comercial Mexicana

Col. Bosque Esmeralda

Tel. 2165 4336

Horarios:
mar-sáb 13:30-00 h, dom 13:30-19 h.
Precios: $ 300 - $ 500
Formas de Pago:
TC: Todas
Efectivo
Sitio Web
Generos : Mexicana
Servicios: Reservación recomendada, Abierto en Domingo, Área para fumar, Servicio de bar, Carta de vinos destacable, Buenos postres, Terraza, Brunch
Estación / IsraelP. Vega

Por Miguel Rivera

El norte de la ciudad por fin cuenta con una alternativa gourmet y no es cualquier cosa. El aroma de sabores conocidos te atrae en el momento que pisas la plaza donde se encuentra este restaurante y al descubrir un par de telas negras que leen: Estación, cocina de mercado, entiendes porqué.
 
De la mano de Enrique Olvera, chef del Pujol, crearon una carta que busca dar total protagonismo a ingredientes mexicanos. Como su nombre lo dicta, el menú cambia cada estación dando prioridad a los productos de temporada y esto resulta en una oferta gastronómica de primer nivel.
 
Para empezar, una crujiente y fresca ensalada de nopales con chicharrón y queso fresco demuestran que la fortaleza de este sitio reside en ingredientes netamente nacionales. La tártara de filete no es nada menos que una explosión de sabores intensos y al mismo tiempo complementarios, aún el guacamole y el pan recién hecho que acompañan este plato hacen presente su deliciosa textura en cada bocado.
 
Un shot de chile poblano, caliente, espeso y con toques picosos es la transición perfecta para llegar al plato fuerte. El inconfundible mole de olla de Olvera, inesperado y sin caldo alguno, contiene en cada bocado todos los sabores que nos recuerdan a este clásico mexicano, es intenso, franco y robusto. Para quien gusta de pescado (y también para los que no), el pámpano sobre arroz jazmín, aceitunas y cacahuate es un platillo de sabores suaves que evolucionan desde lo ácido hasta lo terrino y lo dulce en cuestión de maravillosos segundos.
 
Cervezas artesanales mexicanas, desde Minerva hasta Tempus doble malta se ofrecen como opciones para un refrescante maridaje. También, vinos del Valle de Guadalupe, Aguascalientes y Parras Coahuila continúan con el tono del restaurante.
 
A la hora del postre, con nostalgia, ordena la alegría de amaranto bañada en atole de pinole, igual que el mole de olla, viene en un presentación sofisticada y atractiva, pero al mismo tiempo el sabor y los colores son recordatorios constantes de algo que ya conocemos y amamos. Si buscas algo más novedoso, el fondant de mole de chocolate, espeso, rico en especias y de textura sedosa es una apuesta segura.
 
Aún en sus etapas iniciales, Estación tiene grandes planes que resultarán finalmente en la creación de algo mucho más grande que un restaurante. A un costado, se abrirá la boutique Alegría, cuyo objetivo es ofrecer productos de la marca Eno de Enrique Olvera y paralelamente tener una selección de ensaladas y baguettes para llevar. Esta boutique será la entrada principal y en la misma se  te entregará en una nota diaria, una buena noticia sobre México para así contrarrestar, aunque sea en pequeña medida, la ola de información negativa que se distribuye en los medios sobre nuestro país.
 
Así, Estación es en realidad una propuesta para apreciar y degustar con todos los sentidos las cosas buenas de nuestro México. Las excusas para regresar son miles: la torta ahogada, los nuevos menús, el ambiente relajado, servicio extremadamente amable y hasta las ya ideadas clases de cocina impartidas por algunos de los mejores chefs de la capital.
REVISIÓN GENERAL
Atención
Calidad
Ambiente
COMPARTE