Decrab

Prado Norte 395 A

Esquina con Sierra Mojada

Col. Lomas De Chapultepec

Tel. 2623 2703 / 2623 2816

Horarios:
lun-sáb 13-23 h, dom 13-19 h.
Precios: $ 1500 - $ 1600
Formas de Pago:
TC: Todas
Efectivo
Sitio Web
Generos : Internacional, Pescados y mariscos
Servicios: Reservación recomendada, Abierto en Domingo, Area para niños, Comida de negocios, Ideal para grupos grandes, Valet parking, Estacionamiento cercano, Área para fumar, Servicio de bar, Servicio para llevar, Carta de vinos destacable, Facilidades para discapacitados, Terraza, Cena romántica, Ambiente familiar, Para ver deportes, Para precopear, De tipo clásico
Decrab. / http://decrab.fishers.com.mx/
Un nuevo concepto en cuanto a comida del mar, especializado en una barra fría y platillos a la parri

Decrab es el nuevo concepto Business Class del Fishers. Ubicado en las Lomas, cuenta con un ambiente más formal –aunque sin dejar de ser relajado–, que deja de lado la imagen de la típica marisquería (un tanto ruidosa, fría y con muñequitos mecánicos… cómo olvidar personajes célebres como el pelícano y el pescador dando la bienvenida al lugar), para dar un giro de 180 grados en la decoración, la cual es definitivamente más nice, sencilla y contemporánea.

La carta destaca por la calidad y frescura de sus ingredientes y la atención es amigable y eficaz (cuando así lo solicitas). Quizás éstos sean algunos factores que te lleven a tomarlo en cuenta para alguna comida de negocios, para disfrutar un domingo en familia con largas sobremesas, o bien, para botanear conchas y mariscos y pasar una buena tarde de copas viendo un partido de fútbol en la comodidad de una periquera del bar.

La carta es amplia, aunque no tanto como la de su hermano mayor. La cocina se especializa en platillos a la parrilla y barra fría, en la cual, es definitivamente el cangrejo el que se lleva las palmas, tanto por su frescura, como por lo tierno de su carne y su sabor. Tómate tu tiempo para elegir, ya que, sea cual sea tu opción, lograrás satisfacer tu antojo: snowcrab o stonecrab; frío o caliente; salado o dulce; tenazas o croquetas… para empezar, las láminas de hacha son picositas y aciditas. Tal vez te provoquen un poco de gastritis, pero valen la pena. El escolar y swordfish a las brasas llegan a la mesa en el punto perfecto, con ese inigualable sabor a carboncito y con una acertada combinación, ya sea de salsa a la pimienta, para los que gustan de la comida mas condimentada, o salsa thai, para los de gustos más dulces. Ambos vienen acompañados de una fresca ensalada mixta. Por otro lado, las chuletas de cordero, unas limpias, y otras con su cuota de carne y grasita, al igual que el jugoso y brillante trozo de rib eye, serán la perdición de los feligreses de las carnes y un must en cada visita.

El buen humor de los meseros genera un servicio más personalizado. Además conocen a detalle todos los platillos de la carta y lo explican de muy buen talante, lo cual siempre se agradece y facilita la elección al ordenar.