Entre tacos, carpaccios, sopas, ensaladas, pastas, carnes, aves, pescados y mariscos el menú de Costa Guadiana hace que te dé coraje no tener cuatro estómagos para poder probar todo lo que se te va a antojar.

Para botanear nada como el entremés Guadiana: tiras de milanesa acompañadas de queso fundido y guacamole… ¿Milanesa como entrada?, ¡¿dónde se firma el acta de matrimonio?! O ya de entrada, abre pista con unas enmoladas: son de plátano macho, rellenas de frijol y queso de cabra; una combinación que nomás de leerse enamora, ¿a poco no?

Del mar, el salmón fresco en salsa de soya sobre crema de espárragos es una de las estrella del lugar, aunque el filete de robalo al pibil acompañado de plátano macho no se queda atrás.

Si prefieres tus platillos del corral, te recomendamos el chile relleno de chicharrón prensado en salsa de frijol o la pechuga de pollo al carbón de mezquite en salsa de soya, puré de papa y espinacas a la crema.

Como podrás darte cuenta aquí se tiende a darle preferencia al uso de plátano macho
y frijol, juntos o separados, y eso nos encanta, pos cómo no.