CERRADO La Tecla Polanco

Moliere 56

Entre Presidente Masaryk y Campos Elíseos

Col. Polanco Chapultepec

Tel. 5282 0010

Horarios:
lun-sáb 13-24 hrs, dom 13-18:30 hrs
Precios: $ 250 - $ 300
Formas de Pago:
TC: Todas
Efectivo
Sitio Web
Generos : Mexicana
Servicios: Reservación recomendada, Abierto en Domingo, Comida de negocios, Valet parking, Área para fumar, Servicio de bar, Servicio de banquetes, Servicio para llevar, Carta de vinos destacable, Facilidades para discapacitados, Terraza, Cena romántica, Internet Inalámbrico, Ambiente familiar, Cumpleaños, Para precopear

Este recinto de la gastronomía nacional combina los mejores sabores de nuestro país, como los platillos del mar, la amplia variedad de chiles, el huitlacoche, las especias y las adoptadas pastas, para posicionarse entre los favoritos de los amantes de la comida.

El enamoramiento empieza desde la presentación, ya que todos los platos están cuidadosamente servidos y decorados. Los colores y aromas de los ingredientes forman un suculento bodegón. La gorditas de frijol rellenas de cochinita pibil pueden ser una muy buena opción para empezar. Ésta es una de las entradas preferidas, ya que tienen el tamaño perfecto y la cochinita no está ni muy salada ni muy ácida. Sin embargo, el frijol te lo tienes que imaginar y la cebollita con habanero deja mucho que desear (al chile tampoco lo invitaron para este platillo). 

La crema de langostinos es digna de los paladares más exigentes. Tiene un delicado sabor de este marisco común en las costas del sur de México, con un ligero toque de nuez que le da la consistencia perfecta. Pero si lo que te llama la atención es el pozole de camarón piénsalo dos veces: el camarón está sobreestimado y no le sacan el provecho que se merece. Además de que está demasiado aguado no sabe ni a pozole ni a camarón, es más un caldo de algo con jitomate.

Como plato fuerte, los medallones a las tres pimientas son una excelente opción, con la carne extra suave y bañado en salsa de este condimento, contrasta y resalta a la vez el sabor del medallón. No la pidas bien cocida, ya que se pueden pasar de cocción y llevártela un poco seca. Si eres delicado del estómago ten cuidado, ya que es de los platillos más condimentados y lo podrías estar recordando durante toda la semana.

El servicio es muy bueno. Los meseros te dan sugerencias gustosos cuando no te puedes decidir y siempre hay uno cerca por si necesitas algo. A pesar de estar en una de las zonas más elegantes de la ciudad, la vestimenta puede ser informal, aunque la decoración del lugar es más bien elegante y cuidada. El ambiente es cálido, con música relajada ideal para ir en familia o con amigos.