Todo lo que quieras comer de la cocina vasca, asado a la parrilla. En este lugar redescubres los sabores vascos de antaño con altos estándares de calidad. El aroma del carbón y el sabor del vino acompañan cortes de carne y pizzas. Entre los platillos típicos de Carbonvino encontrarás: chorizos a la sidra, parrillada (para una, dos, tres o cuatro personas), que lleva: cinta de lomo, arrachera, chorizo tipo argentino, costilla de res y pollo asado; salmón babarrun, que es salmón con alubias, marinada en aceite de oliva a las brasas y servido sobre alubias a la antigua, y pasta linguini con pesto de albahaca, piñones y cubos de pollo a las brasas.

Las pizzas son de cinco sabores: de queso y albahaca; pimiento champiñones y chistorra; chorizo argentino y pimientos; aceituna, anchoas y alcaparras, y jamón serrano con arúgula fresca. De postre tienen un pay crujiente de nuez relleno de maple y bañado en nata dulce, delicioso. En el bar cuentan con alrededor de 35 etiquetas de vinos argentinos, chilenos, mexicanos y españoles, toda clase de destilados y coctelería clásica. El servicio es excelente, en un ambiente agradable donde los pisos y acabados de madera crean una atmósfera acogedora.