Esta cafetería, de moda en el sur de la ciudad, es un foro que no sólo alimenta el cuerpo de sus clientes con sándwiches, postres y bebidas, sino también su mente con otro menú igual de extenso. Sus paredes están repletas con propuestas de artistas emergentes, sus pantallas exhiben cine de arte los jueves por la noche y en el pequeño piso de arriba se realizan actividades nocturnas, como cuentacuentos para adultos. O puedes tomar prestado un libro. Al final, el buen café es el pretexto que une todo.

LO MEJOR. Para la mañana, un buen latte y un sándwich cobá con pan hecho en casa, pollo y queso crema. Para el postre de la tarde, el café garko: empieza con un inofensivo expreso y termina con un indulgente topping de crema batida y un macarrón de almendras.

Twitter: @GarkoCafe