Disfruta tu corte argentino favorito en una terraza preciosa. Allende ya tiene 43 años de existencia y su ambiente rústico, con la calidez de la madera, provoca una atmósfera hogareña, tranquilla y confortable. Bueno, hasta tienen un salón con chimenea, por si faltaba más calor de hogar.

Si te encuentras indeciso ante la variedad de cortes de carne, lo mejor es compartir una parrillada con arrachera, asado de tira, churrasco, mollejas de ternera, chistorra y chorizo argentino, acompañada de papas la francesa, chiles toreados y cebollas cambray. Ahora que si te has excedido de carne últimamente, entonces elige alguna de sus pastas con mariscos o al cilantro con salsa de almeja o alguna otra preparación, todas son exquisitas. Y hay algo más, cuentan con menús ejecutivos con seis opciones que cambian cada mes, estos incluyen sopa del día, plato fuerte, postre, café y agua. Ojalá te toque ir cuando tienen chile relleno de mariscos, es excelente. Si lo tuyo son las ensaladas, te recomendamos la argentina, con lechuga sangría, corazón de palmito, nuez picada y un toque de aderezo francés al vino blanco. Las bebidas están super ad hoc para el menú y por eso manejan una amplia selección de vinos y licores, destilados y coctelería clásica.