Pizza de guacamole, ¿quién dice yo?

La palabra “groove” en inglés, se refiere a la “sensación” —rítmica— o el sentido de “swing” creado por la interacción de la música interpretada por una banda (batería, bajo eléctrico o contrabajo, guitarra y teclados) que perciben las personas.

groove5

La historia de este restaurante comenzó en 2008, cuando Adrian y Manuel Sekkel —padre e hijo— vieron cumplido su deseo de tener un lugar italo-argentino en el que hubiera jazz en vivo.

Comer con buena vibra

Cuando llegas al Groove hay muchísimos detalles de una casa setentera. Imagínate entrar en nuestra época a una de las casas que salen en la película de Naranja Mecánica. Algo así es el Groove.

groove4

Todo está lleno de elementos retro, como una lámpara en forma de piernas de vedette sobre la barra. O los cuadros y sillones que parecen de un bazar. Nada es nuevo porque los platillos llegaron para quedarse desde el día en que el espacio abrió sus puertas. 

Si pasas por el número nueve de la calle Citlaltépetl y no conoces el restaurante, podrías pensar que alguien abrió el portón de su casa para ofrecer comida. Aunque los vecinos y Godínez de la zona lo tienen súper ubicado.

Acá, nada es nuevo, los platillos llegaron para quedarse y aunque algunos desaparecieron, hay clásicos que la gente no deja de pedir. Entre ellos, los chicharrones de pulpo que sirven con una salsa de mayonesa y ensalada. Y que la neta están buenísimos para botanear con una copita de vino.

Como la música es retro y algo erótica, dan ganas de quedarse durante horas comiendo cómodamente en un sillón viejo.

Pizzas y mojitos

La propuesta del lugar es italo-argentina de ahí que pongan el mismo cuidado en la carta de vinos, que en las pastas y en las pizzas. Lo interesante es que además se preocupan por los paladares mexicanos y ponen a prueba especialidades el mes. Así nació la pizza de guacamole que ahora favorito de los clientes y se quedó permanentemente en el menú.

groove2

De las pizzas menos exóticas mi favorita fue la de higo con jamón serrano, acompañada de un Pinot Noir te hará para una tarde feliz de combo pizza-vino.

Vale la pena hacerle una mención a los mojitos que están buenos, baratos y uuultra refrescantes. Si te gustan los sabores frescos y el chile piquín prueba el mojito de pepino aunque si eres más de sabores agridulces, te recomiendo el mojito de maracuyá.

groove6

Adrián y Manuel son melómanos y para ellos la música es fundamental. No es coincidencia los menús estén diseñada como portadas famosas de discos de vinilo. Por la misma pasión por la música, todos los miércoles hay jazz en vivo.

El Groove
Citlaltépetl 9, Hipódromo Condesa,
5553 2782, un-sáb 13-2 h, dom 13-23 h,
$ promedio 350, tc: todas, FB/GrooveRestauranteBar

¿Ya conocías este lugar?

También lee:

¡Al fin, un bufete de tacos al pastor!

Brojob: sexo entre hombres heterosexuales

Tres gangas que ofrece la Noche de Museos de agosto