Pastel de Zanahoria

Editores tragones presentan:

ShutterstockCarrot cake slice missing with fork on plate.; Shutterstock ID 11821096; PO: Pool gourmet

Cuando de pasteles se trata, una de las combinaciones clásicas que buscamos con más frecuencia es el clásico y esponjosito pastel de zanahoria. En este “Editores Tragones” pusimos a competir cinco de estos pasteles que puedes encontrar en la ciudad. Entre ellos probamos uno con pistache, varios con nuez y un último cajeta. Aquí te contamos cuál fue nuestro veredicto. 

Patricia Sato
$200 (pastel p/10 personas)

Cristina: Está en el mejor nivel de esponjosidad (¿Existe esa palabra? Usémosla) y con una buena dosis de zanahoria rallada. Al principio no sabía si confiar en que tuviera cajeta, me parecía innecesaria, pero le da un buen toque y no es demasiada. Además, el pastel se siente fresco y recién hecho.

Georgina: Bien dicen que lo hecho en casa está hecho con el corazón y este pastel de zanahoria es un gran ejemplo. Esponjosito, el betún cremosito y con gran sabor sin caer en lo empalagoso, nuez la necesaria y un toque de cajeta. Perfecto.

Mariana: Este pastel es una grosería -en el mejor sentido del término-, con todos los sabores definidos, el tamaño goloso que los buenos pasteles de zanahoria ostentan y un toque de cajeta que le suma un punto.

Mariela: Me declaro fan de este pastel, ganó primer lugar en mi gusto: está esponjadito y húmedo, con un evidente y delicioso sabor a zanahoria. Y para completar la mezcla de sabores, un frosting como dios manda: de queso y con un toque especial con cajeta.

Pedro: La textura esponjosa me pareció lo máximo. Considerando el tamaño creo que ofrece una excelente relación calidad-precio. El toque de cajeta en el frosting me pareció muy original y acertado.

Patricia Sato
patita.sato@hotmail.com
55 23289154
5615 0870

Pastelería Bó
$55 (pastel individual)

Cristina: De vista es muy lindo, siempre he sido fan de los pasteles que traen una zanahoria en el betún, el cual es bastante rico. El pastel en sí no está mal, aunque siento que está tan chiquito que las nueces y las pasas (¡enormes!) le ganan al pan.

Georgina: A la vista se veía prometedor. Un pastel individual, redondo, pequeñito, lindo. Juraba que sería el ganador y el primer bocado me sacó de esa idea. Y es que después de probar el pastel de zanahoria casero, este me resultó: seco, con mucha nuez y pasas muy grandes que mataban el sabor original del postre.

Mariana: La base de este pastel es un poco seca así que van a necesitar ayuda para pasarlo, un café o chocolate caliente harán buen combo. El tamaño me parece ideal para matar el antojo sin mucha culpa o para detalle cumpleañero.

Mariela: Desde que lo vi, aunque muy bien decorado, me pareció que tenía demasiadas nueces, y efectivamente el sabor a nuez le ganó a la zanahoria; en general está bueno, aunque le faltó consistencia.

Pedro: La presentación es muy atractiva, aunque resulta un tanto pequeño. A pesar que la textura es un tanto apelmazada, el frosting tiene un buen sabor. En cuanto a la calidad-precio, me parece un poco caro.

Pastelería Bó
Fernando Montes de Oca 114, Condesa
4622 7050

Gino’s
$59 (rebanada)

Cristina: El pan está seco y me supo más a fruitcake –mi postre menos favorito del año– que a pastel de zanahoria. Mi esperanza era el betún pero, en vez de ser de queso crema, sabía a pura crema súper dulce.

Georgina: Nada guapo a la vista. Nada rico al paladar. La masa de este pastel se ve tan oscura que bien podría pasar por un pastel de chocolate. Ya en la boca… ¡Nada! El betún no es dulce, el pan es simple. Ni para matar el antojo.

Mariana: Creo que el gran problema de este pastel fue la refrigeración. Concuerdo con el tema de la consistencia y de la ausencia del queso crema, un sabor que extrañamos.

Mariela: Desde que lo vi me pareció raro: el pan demasiado oscuro y el frosting demasiado blanco. Se comprobaron mis sospechas, prácticamente sin sabor, el pan estaba seco y, lo peor de todo, el frosting no era de queso, sino crema pastelera. Mala decisión.

Pedro: El color sugiere que se trata más de un pastel de chocolate que de zanahoria. En realidad, aunque la porción es de buen tamaño, resulta un tanto insípido. De los que he probado hasta ahora, me parece el más prescindible.

Gino’s 
Fray Servando Teresa de Mier 932, Local A, Jardín Balbuena
2598 9347

Le Pain Quotidien
$37.50 (pastel individual)

Cristina: Me gusta que sea denso, y la linaza me hace creer que estoy siendo sana, aunque todo esto, estrictamente, lo haga más bien parecer panqué que pastel de zanahoria. El betún de limón está original, el pistache podría no estar, no lo extrañaría.

Georgina: Cuando me imagino un pastel de zanahoria, a mi cabeza viene esa rebanada con trocitos de zanahoria y un betún súper cremoso encima. Este pastel más bien parece panqué con una ración muy pequeña de betún encima, pero no por eso es malo. La consistencia y sabor de los panes de este lugar nunca defrauda.

Mariana: Esta es otra buena opción “sopeable” con un café o chocolate. Es un poco caro para su tamaño, que no se presta para compartir, así que tendrán que ser díscolos.

Mariela: La panadería de este lugar son garantía, muy buena, pero no es un pastel de zanahoria, sino un panqué. Está muy rico, en lugar de nuez tiene pistache –garantía de buen sabor–, y la harina tiene linaza. No está mal pero le falta queso crema para llegar a pastel de zanahoria. Me parece un poco caro.

Le Pain Quotidien
Nueva York 248 Local 2, Nápoles
5536 7064

Starbucks
$45 (rebanada)

Cristina: Enorme y perfecto para compartir. La textura es buenísima, con buena cantidad de pasas y nueces, y me encanta que tenga varias capitas de betún para que te toque un poco en cada probada. Y su mayor virtud: es el más fácil de conseguir de todos.

Georgina: No soy muy afecta a Starbucks, en realidad es una de esas opciones que elijo si no hay nada más que escoger, pero me sorprendió que después de mucho tiempo de no comer el pastel de zanahoria de este lugar, este postre siguiera igual de rico. Esponjosito, mantequilloso. Vale la pena.

Mariana: Rico, para mi sorpresa. Goloso, grandote y con un inconfundible sabor a mantequilla.

Mariela: Segundo lugar, tiene un sabor casi perfecto, sólo que para mi gusto se pasa un poco de dulce y de mantequilla. Fuera de eso, es perfecto: zanahoria, nueces, pasas, en una agradable mezcla. La rebanada es lo suficientemente grande para que el precio sea equitativo.

Starbucks
Av. de Las Palmas 765, Lomas de Chapultepec

¿Ya probaste estos pasteles de zanahoria? ¿Cuál es tu favorito?

También te recomendamos:
Lugares para probar “Mil hojas”
Todo con Red Velvet
Lugares para comer postres franceses