Para todo mal, mezcal: La Bella Lula

Oaxaca, su gastronomía y sus mezcales, cobraron un lugar protagónico en las mesas chilangas (a estas alturas, ya nadie pone cara de interrogación cuando se le habla de las tlayudas). Este lugar es uno de los mejores representantes de esta gastronomía (al menos en su veta tradicional).

Si lo visitas, no puedes dejar pasar la oportunidad de probar el mole negro, ya que su sabor -dulce, picoso y con un ligero toque amargo- se vuelve algo increíble cuando se acompaña de tortillas recién hechas a mano.

Miguel Ángel de Quevedo 652, Coyoacán, 5554 9434.