Antídotos mexicanos bien picositos

Cúrate la cruda post posada

Dependes de ellos.

Aquellos que vayan a intentar arrasar con el Guadalupe-Reyes yéndose de posada en posada, acá les van cinco remedios a la mexicana para curarse la cruda. Confíen en ellos. Siempre.

El Jarocho

Con más de 60 años de antigüedad, estos tacos son toda una institución. Hay de pastor, bistec y de guisados deliciosos. Abren para la hora del desayuno, así que si andas con una resaca mortal, lánzate por unos llenos de la salsa verde con guacamole –oriunda del lugar– y levántate de entre los muertos.
Te recomendamos: El campechano de bistec y chicharrón adobado con harta salsita verde.
Manzanillo 48, Roma Sur, 5264 7818.

Contramar

Todos sabemos que los mariscos se hicieron para la cruda. No hay nada mejor para esas mañanas terribles que la frescura y el picor marino acompañado de una buena chela. Acá hay para todos los gustos, puedes elegir camarón, pescado o pulpo, sus excelentes salsas y condimentos te ayudarán a sentirte bien de nuevo.
Te recomendamos: Coctel campechano.
Durango 200, Roma Norte, 5514 3169.

Chilakillers

Como bien lo has inferido por el nombre, aquí tienen una sola especialidad, y se les agradece. Ya sea solos, con pollo, arrachera o en torta, los chilaquiles de este lugar pican lo exactamente debido para sacarte de tu miseria y deleitarte con su sabor.
Te recomendamos: La torta de chilaquil con bistec.
Av. Revolución 23, Tacubaya, 5264 2818.

Las Costillas de San Luis

Cuando llegas a este sitio, lo primero y único que hacen es preguntarte qué carne quieres. Tu elección se limita a costilla, pechuga, arrachera, rib eye o chuleta. La cosa es que cuando tu plato llega a la mesa lo hará con una quesadilla, unos frijoles charros, un huarache y muchas salsas deliciosas en molcajete. No puedes arrepentirte de venir a este restaurante, te levantará de la cama en un santiamén.
Te recomendamos: Arrachera con enchilada.
San Luis Potosí 129. Roma, 5564 9532.

Crudalia

Lo llevan en el nombre, lo llevan en la sangre. Aquí viven para curártela. El alivio en forma de micheladas gigantes llegará a tu mesa al instante en que tomes asiento. Éste es un sitio que aunque ha sido tomado por muchos para el pre copeo, nació  para alimentarte con suntuosas tortas picositas y camarones para detener tu agonía.
Te recomendamos: Ahogaduca y clamatuco.
Visita su sitio web