Para el mood fresita

La Surtidora – para los jueves

Si hay algo que nos gusta de La Surtidora son sus meseros: amables (claro) y con la labia necesaria para persuadir y adjuntarle unas copas de mezcal a cualquiera. Además, la música te invita a tener un momento buena copa con “éxitos” de los noventa pa’ tras (mucho Lupita D’Alessio). Las quesadillas y los tacos de camarón son buenas opciones para llevarla tranquila.
Julio Verne 61, Polanco, 5280 3094

Romita – para los sábados

Éste no es un lugar para ir a comer, es un lugar para ir a festejar (lo que quieras). Aquí hay ruido, “tragos coquetos” y platos botaneros que te impiden dejar la mesa. Te recomendamos los tacos de cecina. Ojo, cuando llegue el momento de pedir la cuenta, mucha paciencia. 
Álvaro Obregón 49, Roma, 5525 8975

Covadonga – para toda la semana

El Covadonga es un lugar común, pero es un buen lugar común porque nunca te deja morir solo. Siempre que te empieces a sentir culpable por organizar los tragos en un lunes, verás que no eres el único. Las tortas (especialmente la de lomo con queso) y los tacos son la salvación de cualquier exceso. 
Puebla 121, Roma, 5533 2701

Jaleo – para martes o miércoles

Si lo que buscas es algo más tranquilo (una cenita y copas de vino) esta es una buena opción. Es pequeño (para mesas de dos o cinco, máximo) y tiene tapas clásicas y muy ricas: pulpos, croquetas, queso y jamoncito. 
Emilio Castelar 121,  Polanco, 5281 8970

Dowtown – para el domingo

La ventaja de este lugar es que agrupa a varios establecimientos. Después de comer en el Azul Histórico puedes ir por el aperitivo al Padrinos y luego seguirla con mezcales de La Botica para terminar con una torta de fiambres de La Jersey
Isabel La Católica 20, Centro.