Nuestras panaderías artesanales favoritas de la Ciudad de México

Nada como el aroma de un pan recién salido del horno

Dicen que las penas con pan son menos, pero no necesitamos sentirnos tristes o desamparados para entrarle a uno. En la Ciudad de México hay varios templos de harina y paciencia que elaboran piezas dignas de suspiros. Aquí algunos de nuestros favoritos:

9. Costra

Foto: Costra.

Los vecinos de la Narvarte clamaban por una panadería artesanal en la colonia y Costra llegó para complacerlos. Se hicieron famosos por sus conchas con cobertura completa de azúcar, pero en sus vitrinas hay más joyitas como los croissants rellenos de nutella o el rol de canela.

8. Rosetta

Foto: La Rosetta.

Desde que pones un pie dentro, el aroma del pan recién horneado te comienza a enamorar y caes rendido al primer bocado de su famoso rol de guayaba. Aquí todo es felicidad, comenzando por su café, siguiendo por su bollo de romero y finalizando con sus chocolatines que nunca está de más llevar a casa.

7. Amapola

Foto: Amapola

De reciente apertura, este pequeño rincón es atendido por una familia apasionada por la panadería. La Juárez se llenó del aroma de cuernitos rellenos de cremoso de matcha, de panecitos de chocolate, de galletas y un sinfín de delicias bolleras. Hay que llegar temprano para encontrar de todo.

6. La Boheme

Foto: La Bohéme.

Este concepto creado por un francés tiene todo el encanto y sabor del país galo. Su panadería salada está hecha con masa madre (sin levaduras artificiales) y la dulce le rinde tributo a Francia. Para muestra, sus croissants con almendra, sus rollos o la tradicional chausson aux pommes (una empanada rellena de compota de manzana).

5. Amado

Foto: Amado

Que visites un hotel por su panadería es poco común, pero las delicias que salen del horno de Amado lo amerita. Tienen una fascinación por el matcha que se imprime en deliciosos cuernitos rellenos de chocolate, espolvoreados con el té y esponjosas madalenas. Su rosca de reyes es algo por lo que esperamos con ansia todo el año.

4. Maque

Foto: Maque.

Si hay una panadería que está en el corazón de todo chilango es esta. Tienen tantas variedades de pan como antojos por satisfacer. Aunque entre los obligados son las conchas y el pan de elote que saben más ricos con un chocolate caliente. Sabemos que sus precios son un tanto elevados, pero es un lujo que está bien darse de vez en cuando.

3. Da Silva

Foto: Da Silva.

Desde que abrió sus puertas este lugar no deja de recibir visitantes de todas partes de la ciudad. Cuando empezó la fiebre del cronut, Da Silva fue de los primeros en replicar la creación estadounidense y sigue habitando en su carta. Aunque los tradicionales pastéis de nata portugueses son otro buen pretexto para ir.

2. Maru Koshi Bakery

Foto: Chilango.

Si eres de los que ama todo lo que tenga que ver con Japón, esta panadería será tu nuevo lugar favorito. Sus estantes resguardan delicias niponas como el pan de curry o el de frijol dulce. La parte kawaii del lugar corre a cargo de pequeños bollos en forma de Totoro o del osito Rilakkuma.

1. Sucre i Cacao

Foto: Chilango.

En este lugar se toman muy en serio la palabra artesanal en la elaboración del pan. Su panadero en jefe, Carlos Roure, se asegura de ello. Cada pieza que crece en sus hornos es una maravilla. En especial su panadería rústica y sus conchas que van cubiertas por una capa de mantequilla capaz de hacer sonreír a cualquiera.

COMPARTE
Viajera apasionada por descubrir historias y experiencias a través del paladar. Siempre la encontrarás comiendo algo rico y compartiéndolo en sus redes sociales.