Oaxaqueños y yucatecos en el DF

5 Restaurantes con sabor sureño

VÍA@Gynna_H
Getty Images

No pretendemos comparar las dos gastronomías, porque nada tienen que ver una con la otra. El objetivo es presentarte a los oaxaqueños y yucatecos de confianza en el DF y que tú escojas a tu favorito.

Yucatán

Fonda 99.99

El nombre de este lugar se debe a los primeros días de servicio, en los cuales la idea era que todo tuviera un precio fijo: $9.99. Sin embargo, con el tiempo fue imposible mantenerlo. Eso sí, en el menú todo cuesta equis cantidad más 99 centavos. La especialidad es la sopa de lima y la cochinita pibil (tacos, pambazos y tortas). Pero también ofrecen platos tradicionales como el frijol con puerco, el cual literalmente es una bombaaa para el estómago. Lo preparan con frijol negro, carne de cerdo en trozos (le dejan el hueso y algo de grasita para que le de sabor), cebolla y epazote. Por cierto, los yucatecos tienen la costumbre de comerlo en lunes.

Dónde: Moras 347, Del Valle, 5559 8762.

Coox Hanal

Aquí puedes desayunar, comer y hasta cenar los platillos más representativos de Yucatán. Es un restaurante con ambiente familiar en donde nunca falta la música en vivo. Durante la mañana la especialidad son los huevos motuleños preparados sobre una tortilla frita con frijoles negros y una salsa hecha con tomates, jamón y chícharos. Por la tarde algo que no puede faltar en tu mesa son la sopa de lima y el chamorro de cerdo al pibil. Y para un final feliz, las champolas: tres bolas de helado con leche y un toque de vainilla, es un postre típico de la región.

Dónde: Isabel la Católica 83 2do piso, Centro, 5709 3613.

El Turix

Dicen los que saben, que la cochinita pibil de este lugar es de las mejores que podemos encontrar en el DF. Aquí sirven tortas, panuchos y tacos rebosantes en los jugos grasosos y aciditos de la cochinita. Si no andas en plan de dieta o con la preocupación de subir unos kilitos de más, te sugerimos los panuchos preparados de la manera tradicional: tortilla frita untada con frijolitos y cebolla morada. Y si eres de los que no le huye al picante, a tu comida no le puede faltar una cucharada de la típica salsa de chile habanero.

Dónde: Emilio Castelar 212, Polanco, 5280 6449.

Oaxaca

La Bella Lula

De entrada te podemos decir que sus botanas son un must. Aquí no sólo te servirán chapulines y cacahuates sino algo auténticamente oaxaqueño: memelitas (son como sopecitos con manteca de cerdo, queso fresco y salsa) o manitas de cerdo en vinagre, por ejemplo. También el mole negro es algo que no puedes dejar de pedir. Su sabor es dulce, picoso y con un ligero toque amargo. Cabe mencionar, que las tortillas con las que se acompaña este plato son hechas a mano y al momento.

Dónde:Miguel Ángel de Quevedo 652, Coyoacán Centro, 5554 9434.

Los Danzantes

Está convenientemente ubicado en el corazón de la Plaza Jardín Centenario, frente a la Fuente de Coyotes en Coyoacán. Para empezar, te recomendamos la hoja santa rellena de queso panela y los escamoles. Después, una buena opción es la pechuga de pollo rellena de huitlacoche, con un ligero sabor a tierra húmeda y amargo. Por supuesto para acompañar tu comida nada mejor que mucho mezcal. Te sugerimos el cóctel Danzantes, preparado con mezcal y fruta (mango, tamarindo, fresa, guayaba, limón o naranja).

Dónde: Plaza Jardín Centenario 12, Coyoacán Centro, 5658 6054.

Tanguyú

Es un lugar 100 por ciento casero, desde su estancia (una casa) hasta el sazón. El dueño era originario de Miahuatlán, Oaxaca, de ahí que parte del menú está inspirado en esa región. Por ejemplo, los moles que ofrecen son de tres colores: negro, amarillo y verde. Asimismo tienen tlayudas preparadas con asiento, frijoles, tasajo, chorizo y queso. Finalmente, otro de los atractivos de este restaurante es el chocolate hecho de la manera tradicional con chocolate molido y agua.