Nin, Elena Reygadas le dice adiós a la panadería Rosetta

Elena Reygadas nos cuenta sobre su nuevo proyecto donde se come rico y relajado

El makover de la carta sumó más platos
Foto: NinEl makover de la carta sumó más platos

Nin es la nueva versión de la Panadería Rosetta, con el mismo pan recién horneado, los emparedados y los desayunos sencillos. Pero también, con un horario más amplio y nueva carta para comidas y cenas. El espacio se amplió en la sala de servicio y en la cocina, lo que asegura más rapidez para que los platos lleguen a tu mesa.

Ella quiere que el comensal disfrute de de una buena plática o un buen libro cuando se va sólo alrededor de la comida. Lo que veremos sobre la mesa serán en su mayoría platos pequeños, “casi para tapear pues muchos de ellos se pueden comer con las manos, y así disfrutar más los alimentos, el no usar el tenedor relaja más”, nos cuenta Elena Reygadas.

El espacio interior se amplió
Foto: Nin

Por las mañanas todo se mantendrá igual (con más opciones para el desayuno). A la una y media de la tarde llega el menú mixto hasta las siete de la noche. Momento en el cual llega la carta de la cena.

“No hay nada innovador en la carta, aquí en Nin no busco sorprender a nadie, es comida de confort y complaciente, el único protagonista aquí son los sabores. Está pensada para esta nueva dieta que necesitamos, son platos clásicos con algún cambio ligero en los ingredientes”, explicó Elena.

Para quien sea veggie hay un hummus de habas, una especie de ensalada griega con hierbabuena y unas croquetas de arroz con hoja santa. “Es la clásica de arancini sólo que aquí en vez de azafrán le agregamos una hierba mexicana”, detalló. Para algo más sustancioso está la tostada de jaiba con mango, el ceviche de huachinango coco y camote o el tagliatelle con ragú de conejo.

El pan de Rosetta es una maravilla
Foto: Nin

Otros complementos

El vino tiene la opción de ser por copeo o en garrafa. Encontrarás bodegas jóvenes poco comerciales y de propuesta joven; además de espumosos, vinos de postre como el Tokaji y Oportos, cerveza artesanal y coctelería la cual conforme avance el tiempo habrá más. Por lo pronto hay un Negroni Sbagliato y Aperol Spritz (ambos con vino espumoso).

Si antes te gustaba ir a Rosetta Panadería, ahora te gustará más el giro que Elena le está dando a esta nueva propuesta donde la única finalidad es comer rico, sin complicaciones tener y sin tener que gastar mucho dinero.

¿Dónde?