Malteadas atascadas para decirle adiós a cualquier dieta

Porque en las malteadas las calorías no cuentan (guiño, guiño)

Porque los días con malteadas son mejores
Foto: Heladería Escandón Porque los días con malteadas son mejores

La única forma de mejorar un helado es meterlo a una licuadora, agregarle un poco de leche y finalmente, todos los toppings que se puedan. Las malteadas son vehículos líquidos de felicidad y en la ciudad existen varios lugares que las preparan como debe de ser, o sea, lo más atascadas y deliciosas posibles.

Gratinadys

Más allá de malteadas, este lugar funciona como restaurante, pero sus batidos de dimensiones poco ordinarias les han dado un espacio en el corazón de los paladares dulces. Hay con alcohol y sin alcohol por eso del antojo. Gratinadys se ubica al norte de la ciudad, pero eso no es limitante cuando quieres probar una de las malteadas que más han hecho ruido en los últimos meses.

El Merendero

Malteada Nutella El Merendero
Foto: Diana Féito

Aquí sentirás el sugar rush en cuanto veas la malteada. Todas van cubiertas por crema batida, chispas de chocolate y en algunos casos, una cereza. Para irte a la segura, ordena la de pay de limón o nutella. Puedes elegir entre su versión ligera (más líquida) o espesa. Te recomendamos que te vayas por la segunda. Y si te quieres sentir como salido de la película Vaselina, que la acompañes con alguna hamburguesa.

Ice Cream Nation

Porque los días con malteadas son mejores
Foto: Ice Cream Nation

Si caminas por la calle de Mérida en la Roma, es probable que te encuentres con una multitud provocada por una sola cosa: helados. Los cuales si mezclas con un poco de leche obtienes una deliciosa malteada. La lógica en las dos presentaciones es la misma, sabores combinados con toppings para todos los gustos. Imagina una malteada de Baileys o Nutella coronada con un conejo de chocolate, Kit Kat, Kinder sorpresa y por qué no, bombones.

El Encanto de Lola

Malteada Lucky Charms
Foto: El Encanto de Lola

Si hay un motivo para visitar este sitio son sus malteadas y es que desde sus inicios nos ganó con la de gansito. Cada sorbo es como un viaje a la infancia y si a eso le sumas alguna de sus tortas, tendrás una sonrisa garantizada. Otros sabores ganadores son Lucky Charms o huevito Kinder. Y si ya eres niño o niña “grande”, puedes pedir que le agreguen un toque de alcohol a la que quieras.

Heladería Escandón

Desde que conocimos sus taiyakis nos ganaron, pero las malteadas de aquí son bastante socorridas. En especial porque traen galletas en forma de ponicornio (no nos culpen, así se llama), gatos u ositos bebé. No se puede ser más cursi, pero cuando se trata de malteadas, todos los colores, sabores y formas se valen.

COMPARTE
Viajera apasionada por descubrir historias y experiencias a través del paladar. Siempre la encontrarás comiendo algo rico y compartiéndolo en sus redes sociales.