Los nuevos del salón

hdaniel/flickr

Es hora de abrir la puertas de nuestros corazones y de
nuestras bocas a nuevos productos que aunque no nos ofrecen tantas calorías,
nos ofrecen muchos nutrientes. Si lo pensamos bien no hay tanta diferencia
entre botanear chido-sano y botanear chafa-rico, piénsalo ¿Qué tan distinto son
los Cheetos de las zanahorias? Ambos son naranjas y crujientes, es más si le
pones salsa a las zanahorias ni siquiera se harán aguadas. Los pepinos pueden
ser una buena excusa para darle a los Miguelitos la oportunidad de regresar a
la tiendita. Dales chance.