Los monchis de Homero

500 episodios y no tiene llenadera

Homero en toda su decadencia

Todos sabemos que la comida en las caricaturas se ve suculenta, pero pocos personajes la han disfrutado tanto como Homero. Ahora que Los Simpsons han llegado a su capítulo 500, pensamos en hacerle un tributo a la pasión más grande que tiene el amarillo jefe de familia: la comida.

Así que acá van cinco de los momentos más memorables en la cocina simpsoniana, seguro te acuerdas.

La del queso amarillo

http://www.youtube.com/watch?v=mMejhZ6HZuk

Homero se levanta por un bocadillo de media noche y se encuentra con 64 deliciosas rebanadas de queso amarillo. El resto es una escena histórica y una alerta para todos aquellos abusadores del queso.

La del chile con carne

Homero, muy al estilo del viejo Oeste, es un bandido “come chile con carne” que arrasa con cada puesto que ve. Como buen catador –y duro crítico gastronómico– se da a la tarea de pulverizar y humillar a todos los cocineros, hasta que encuentra un chile guatemalteco que hará que se coma todas sus palabras.

La del carrito de hot dogs en el cementerio

http://www.youtube.com/watch?v=r7OE7OWkUXM&feature=endscreen

Hablando de antojos, Homero es el rey y lo demuestra en pleno panteón cuando lo sorprende un antojo enorme de una salchicha. Además de tragón es un humanitario ayudando a familias necesitadas a pagar por la educación de sus hijos.

La del concurso de carne

Homero ha encontrado a su igual y se mete en un concurso de comer el filete más grande que ha visto en su vida. A la mitad de la carrera se da cuenta de que no puede más y se lamenta pues, por primera vez, no se atraganta todo lo que le han puesto a su paso.

La del waffle pegado al techo

Homero demuestra que, cuando el hambre es canija, uno come lo que sea. Al principio confunde a un waffle con dios, para después devorarlo y deleitarnos con su frase más célebre: “mmm, sacrilegioso”.