Las mejores champañas para brindar

¡Feliz año nuevo, 2012!

Las noches de navidad y año nuevo son la excusa perfecta para sacar a relucir tus dotes de bar tender con lo que tengas reservado en la cava.

Para disfrutar como se debe, Jerôme Seignon (representande de la casa Möet Hennesy en México) y Clovis Taittinger (heredero de la casa de champaña que lleva su apellido), nos dicen qué hacer.

Las recomendaciones de Jerôme

Para una reunión con muchos invitados: Champaña de perfil universal, como Möet & Chandon Impérial, Möet & Chandon Nectar Impérial o Veuve Clicquot Carta Amarilla.

Para un aperitivo: Champaña brut y lo mismo para carnes blancas o pescado.

Para un postre: Möet Chandon Nectar Impérial, que marida también con foie gras, mole y romeritos.

Para carnes rojas y salmón: Champaña rosé es lo más indicado.

Para la playa: Ice Impérial, la primera champaña diseñada para tomarse con hielo; es un poco más concentrada en frutas. Yo lo sirvo en una copa grande de tipo vino blanco, con tres o cuatro cubos de hielo y un twist de naranja o unas hojas de hierbabuena. Es un trago fresco, muy agradable, ideal para el atardecer en la playa o en una terraza.

Para quien bebe por primera vez una champaña: Champaña afrutado, servido fresco; puede ser Möet & Chandon Impérial o Nectar Impérial. Cuidaría con qué va a ser acompañado para asegurarme de una buena armonía de sabores. Por ejemplo, escogería Nectar Impérial con un postre o tabla de quesos.

Para quien es un apasionado: Möet & Chandon Grand Vintage es una joya; toda la gama Ruinart, Blanc de Blancs, Rose, Dom Ruinart; Veuve Clicquot es un champaña estructurado que satisface los paladares más exigentes, y Krug es un champaña único que uno nunca olvida.

Para una cena de negocios: Möet & Chandon y Dom Pérignon son las marcas más reconocidas a nivel mundial y son una forma infalible de asegurarme que mi interlocutor las valore.

Para compartir con grandes amigos: Dom Pérignon

Las recomendaciones de Taittinger 

Para quien bebe por primera vez una champaña: Taittinger Brut Reserve elaborado con 40% de Chardonnay que da una calidad incomparable y una fineza muy agradable.

Para quien es un apasionado: El Taittinger Rosado que es sinónimo del amor y la pasión.

Para una cena de negocios: Recomendaría el Comtes de Champagne Blanc de blancs 2000, que es el orgullo de la bodega por su calidad y su extrema fineza.

Para compartir con grandes amigos: El Taittinger Prélude Grand Cru, elaborado con las mejores uvas del champaña y de una complejidad muy interesante.

Ahora, que si la champaña no te convence, prueba uno de estos coctelitos (cortesía del restaurante Locanda):

LUNA ROJA
Ingredientes
2oz Hendrick’s
1/2oz Martini Rosso
2 1/2oz Jugo de naranja
Dash de granadina
Twist de naranja

Procedimiento:
Mezcla todos los ingredientes en una coctelera excepto la granadina. Sírvelo en una martinera bien fría. Agrega la granadina y decora con el twist de limón.