Le venimos ofreciendo…

Lugares de barrio

Álex ZarateComo otras fechas igual de comerciales, el Día de las Madres, del Niño, del Padre y San Valentín, implican, al menos, una salidita familiar que potencialmente termina en frustración y desastre; aglomeraciones, mala comida, pésimo servicio y largas esperas. Dado que tanto mi madre, mi suegra y la madre de mi hijo disfrutan del buen comer y el trato dedicado, comparto en esta columna mis opciones para el 10 de mayo.

Concluí que el mejor momento en estas situaciones es en el brunch.

Por definición en el horario perfecto para no tener que correr y apresurar a todo mundo.

Por definición en el horario perfecto para no tener que correr y apresurar a todo mundo. Mejor, todos relajados. Ideal para olvidarse del mundo entero. Que los niños se batan y las consuegras se pongan al día, al fin que hay un plato para cada gusto y siempre es rico. Claro, hay de brunches a brunches.

No tengo la menor duda de que el encuentro con el sazón del chef Jared Reardon y el buen gusto hecho delicias postreras de Sonia Arias en Jaso, es de lo mejor que el domingo 9 se podrá encontrar.  Me imagino que así desayunan en su casa.

Desde ya se antoja la terraza techada que mantiene el mood  apapachor al aire libre. Un pequeño saloncito  con barra sirve como antesala para festejar a “las chicas” con una fresca mimosa (champagne con jugo de naranja) o un Kir Royale (la nueva forma de llamar al Blanc Cassis). El menú incluye platos salados fantásticos y novedades matutinas como una compota de frutas con espuma de yogur y serpetín de miel, habrá una selección de teacakes; chocolate con plátano, el famoso de la chef hecho con calabaza y manzana, huevitos benedictinos, omelette de camarones baby con jitomate deshidratado, ravioles de camarón y foie gras acompañados de chocolate venezolano, una deliciosa locura. Con todo esto se antoja un postrecito, por eso serán imperdibles los cupcakes, brownies y tartas.

En este brunch todo está pensado para que comas hasta que sientas que el precio ($675) se desquitó.  Sí, no es económico pero tu mamacita lo vale ¿o no?

ALEX ZÁRATE disfruta más el 10 de mayo que su sacrosanta madre.