¿Cuál es la mejor cerveza para acompañar tus tacos?

Hay un tipo de chela para cada comida

iStock

Muchas veces asociamos la palabra “maridaje” con platillos gourmet y licores finos, pero esto no tiene que ser siempre así. También puedes maridar la comida menos sofisticada pero deliciosa. Y no hay nada más accesible para maridar que una chela bien muerta. Prueba estas combinaciones, lúcete a la hora de la cena o comida, y descubre nuevos sabores para tu platillo favorito, sin gastar demasiado.

Pizza y hamburguesa 

Estos manjates se llevan bien con las cervezas Lagers ligeras a las que estamos acostumbrados. Existen estilos como las Red Ales, en los cuales el marcado sabor dulce de los cereales se empata muy bien con la grasa del queso, carne y embutidos, por lo que se resalta la frutalidad y el sabor de las proteínas.

Si prefieres acentuar el sabor de los asados y las notas ahumadas que a veces se encuentran, mejor busca una Brown Ale, donde los sabores tostados cumplirán el cometido sin opacar al resto del conjunto.

Tacos

No debes dejar de probar unos tacos al pastor con todo y cebolla, cilantro y piña con una American Pale Ale. Este estilo se caracteriza por los intensos aromas y sabores frutales que suele aportarle el lúpulo (el ingrediente que aporta amargor y aromas a la cerveza), por lo que resalta la frescura del cilantro y la piña al mismo tiempo que intensifica el sabor de las especias de la carne.

Si prefieres los tacos de suadero o de costilla, dale una oportunidad a una Porter. Es de cuerpo más intenso, pero es ligeramente dulce y muy tostada, lo que combinará a la perfección con estas carnes.

Ensaladas y pescados

Para quienes prefieren comida más ligera como una ensalada o un ceviche de pescado, lo mejor es inclinarse por una Pilsner o una Saison: dos estilos de cuerpo muy ligero, secas y de sabores tenues y elegantes que empatan muy bien con pescados, mariscos, carnes blancas y ensaladas frescas. Nada mejor que un maridaje de mariscos con una cerveza bien fría.

Postres 

Y aunque parezca un poco extraño, también existen maridajes para los postres y que se han vuelto una tendencia en la gastronomía. Prueba un pastel de chocolate con una Stout o con una Belgian Blonde. La primera tiene aromas y sabores muy similares al chocolate o al café, así que están hechas tal para cual. La segunda se caracteriza por sus aromas a plátano y especias como la pimienta y el clavo, los cuales se verán resaltados al combinarla con el chocolate.

Dicen que en la variedad está el gusto, ¿no? Así que dale la vuelta a la comida más accesible con estas combinaciones.

También lee:

Mujer golpea a hombre que la toqueteó en Pino Suárez

Chiquito pero rinconero: a la hora del sexo, el tamaño NO importa.

Primer tráiler de La Bella y la Bestia con Emma Watson