La ley y el orden gastronómicos

Cosas que debes saber cuando vas a un restaurante

Getty Images

Nuestra primera vez en un restaurante no tiene porque convertirse en un momento incómodo, en lugar de representar una delicia. Por eso hablaremos de seis cosas que todos tenemos que saber cuando vamos a un restaurante.

Antes de comenzar a hablar de lo que se debe y lo que no se debe hacer, hay que diferenciar, de acuerdo con la Ley de Establecimientos mercantiles, en qué giro se encuentran estos lugares.

Establecimiento de impacto vecinal: Son lugares que provocan transformaciones, alteraciones o modificaciones en la armonía de la comunidad: salones de fiestas, restaurantes, establecimientos de hospedajes, clubes privados, salas de cine, teatros y auditorios.

Establecimiento de impacto zonal: Son espacios que por sus actividades, inciden en las condiciones viales y por los niveles de ruido provocan afectaciones en la tranquilidad de las áreas cercanas. El giro principal de estos lugares, es que venden bebidas alcohólicas en envase abierto y/o al copeo.

Teniendo clara esta clasificación, ahora sí podemos desmenuzar algunos puntos importantes que debemos de saber a la hora de solicitar los servicios de alguno de los tantos que existen en el DF:

1- Los pagos por concepto de propina, cubierto o semejante no son obligatorios

De hecho, si existiera algún pago diferente al consumo de alimentos y bebidas, te lo deben hacer saber previamente pues de esta forma tú decidirás si te quedas o no en el lugar. Sin embargo, hay que aceptar cuando un mesero hace bien su chamba y se gana la propina, ¿no?

2 – La carta y la bienvenida, al mismo tiempo

Como simple precaución y para que al final no te sorprendas con la cuenta, cuando estés en un restaurante es obligatorio que te proporcionen la lista de precios correspondientes a las bebidas y alimentos que ofrecen en la carta o menú.

3- Permanencia voluntaria no es igual a consumo 

No te sientas presionado si el mesero a cada rato te ofrece algo de comer o beber, ya que no te pueden condicionar al pago de consumo mínimo, ni exigir el consumo constante de alimentos y/o bebidas para poder permanecer en el lugar.

4- Cigarrito, por favor

Si eres de los que no se puede separar del cigarro por largos periodos, evítate enojos y acude a lugares que cuenten con alguna terracita pues de acuerdo con la Ley Antitabaco sólo en los lugares que cuenten con áreas de servicio al aire libre es donde se puede fumar sin restricción alguna, siempre y cuando el humo del tabaco no invada los espacios cerrados del inmueble.

5- ¡Y mi coche!

Así hayas consumido sólo una taza de café o una comida completa, los establecimientos mercantiles ya no están obligados a proporcionar un espacio gratuito a sus clientes.

6- ¿Me pasas la sal?

“Menos sal, más Salud”, es la nueva campaña del Gobierno del Distrito Federal con la cual los restauranteros retirarán los saleros de las mesas. Esto es una medida para concientizar sobre los daños que ocasiona el abuso de este condimento. Sin embargo, si los solicitas no te los deben de negar.