La guía infalible de lugares veganos en la Ciudad de México

Sabemos que ser vegano en una ciudad tan carnívora es complicado. En especial cuando la mayoría de la oferta se traduce en hamburguesas con vegetales. Pero hay un rayito de luz, pues existen algunos rincones veganos donde preparan pizzas, tortas, y hasta tacos sorprendentemente buenos.

9. Por siempre vegana

Foto: Por Siempre Vegana

Tacos de suadero, pastor o alambre: ésta es la primera oferta callejera de comida vegana en la ciudad. Como demanda la naturaleza de cualquier taquería, Por Siempre Vegana abre por la tarde y cierra a medianoche, así que las almas nocturnas son bienvenidas. Recientemente comenzaron con las entregas a domicilio.

8. Forever Vegano

Foto: Forever Vegano

“Comida vegana a prueba de carnívoros”, eso es lo que dice su página. Y es que no necesitas dejar de comer carne para poder visitar este tipo de restaurantes. Forever Vegano comenzó en la Roma y se extendió a Polanco. La hamburguesa Forever (camote, lenteja, almendra, semilla de girasol) y el dragon bowl (tallarines, edamame, zanahoria, col morada, espinaca, cilantro con aderezo vietnamita agridulce) son dos de los favoritos.

7. Utopía

Foto: Utopía

Si lo tuyo, lo tuyo es la pizza, Utopía es el lugar indicado. Este pequeño local de la Condesa no se caracteriza por tener un servicio rápido, pero sí un trato amigable. Además de las pizzas, tienes opción de ordenar el menú diario o a la carta, pero si te gustan las hamburguesas, la de quinoa es la alternativa.

6. Pan Comido

Foto: Pan Comido

El menú de Pan Comido tiene opciones tanto para ovolactovegetarianos como para veganos. Encuentras desde sopas, bowls, sándwiches y emparedados. O si el hambre es mucha, cuentan con un paquete de media sopa, media ensalada, un plato fuerte y agua por poco más de $150. Saldrás satisfecho y contento. Y para los tempraneros también hay desayunos.

5. La Pitahaya Vegana

Foto: La Pitahaya Vegana

La joya de Casa Quimera es su sección vegetariana, es ahí donde encuentras a La Pitahaya vegana. Un local especializado en tacos veganos que utiliza unas peculiares tortillas rosas. Las elaboran con maíz, betabel, ajonjolí negro, chía y amaranto. Pide una orden de jamaica al pibil, coliflor con crema de coco, papa con colorines y dirígete a su terraza a disfrutar tu comida.

Foto: Gatorta

De la vasta cantidad de puestos callejeros que existe en la ciudad, muy pocos ofrecen comida vegana y Gatorta es uno de ellos. Ubicado muy cerca del metro Insurgentes, sabrás que has llegado cuando veas una ilustración de un gato con sombrero de chef. Sus tortas no son exclusivas para veganos, más de uno se acerca por el aroma. Su menú es corto, pero las más populares son la de milanesa con salchicha, soya al pibil y carne al pastor.

3. Los Loosers

Foto: Los Loosers

Comenzaron como un servicio de comida a domicilio (en bici) y ya llevan seis años llenando la panza de tragones veganos. Ahora con un local en la Roma continúan preparando deliciosas locuras como la hamburguesa de pozole o el hot dog de berenjena rostizada. La comida de este lugar es todo menos aburrida. Si le haces mucho a las redes, ellos pueden tomar tu pedido por DM.

2. Fresh

Foto: Fresh

Tal vez este sea el lugar más bonito de la lista y es que se ubica dentro de una vieja casona restaurada de la Roma. El concepto fue creado por una canadiense que apostó por ofrecer su comida en México e hizo bien. Además de tener un menú vegetariano/vegano extenso, cuentan con una barra de bebidas que van desde shots, jugos y variedad de bebidas con kombucha (un súper alimento).

1.  Plan V

Foto: Shutterstock

Una barra de café fue el pretexto para que abriera este espacio de comida vegana en la Condesa. El menú es corto pero efectivo, puedes probar desde el típico bowl de açaí, molletes, chilaquiles o waffles por la mañana o entrarle a sus chapatas y pizzas en la tarde. Y si buscas algo más fresco, sus ensaladas son la opción.

COMPARTE
Viajera apasionada por descubrir historias y experiencias a través del paladar. Siempre la encontrarás comiendo algo rico y compartiéndolo en sus redes sociales.