Sopas de fideo para el alma

En estos lugares la preparan como tu abuelita

VÍA@Gynna_H
iStock

Uno de los platillos que inevitablemente activan nuestra memoria gustativa y nos hacen trasladarnos a la comida que hacía nuestra abuelita es la sopa de fideo. En la CDMX estos restaurantes tienen una de las mejores versiones caseras de este caldito.

Sylvestre

El concepto gastronómico de este lugar funciona con dos cartas en una: la primera de cocina mexicana y la segunda con la cocina tradicional argentina. Del primer apartado, un platillo que rescatan de esa comida con sabor a casa es la sopa de fideo que en este lugar le dan su toque personal con queso parmesano.

Sylvestre
Anatole France 74, Polanco
5281 2147 / 5281 0787

Fonda Santa Rita

En las varias opciones de fondas que existen en la Ciudad de México, ésta es una de las más tradicionales que se ubica en la zona del Centro Histórico. Con un menú plagado de antojitos y guisados de la cocina mexicana, uno de los platos estrella es la sopita de fideos con hígados. Por cierto, no dejes de pedir el tarro de agua de horchata, deliciosa.

Fonda Santa Rita
Independencia 10, Centro
5512 4485

El Bajío

Dentro de las muchas recetas de Carmen “Titita” Ramírez están las sopas, todas ellas hechas con mucho amor. Obviamente en el recetario no podía faltar la sopa caldosa de fideos la cual prepara con fideo cabello de ángel, jitomate, aceite de maíz de cártamo y cilantro para darle saborcito.

El Bajío
Av. Cuitlahuac 2709, Azcapotzalco
5234 3763 / 5341 9889 / 5234 3765

La Casa de Los Abuelos

Éste es un restaurante familiar y panadería que ofrece comida para que los comensales que los visitan se sientan como en su casa y con el sabor de las recetas secretas de los abuelos. Entre las especialidades y para abrir apetito no puede faltar la tradicional sopita de fideo. Antes de abandonar el lugar compra pan dulce recién horneado.

La Casa de Los Abuelos
Hamburgo 87, Juárez
5207 4663

Calditos hechos con amor

También checa:

-Mini hamburguesas favoritas
-Mixiotes que rifan
-¡Manjares hasta el tuétano!