Helados artesanales

Pa' liberarnos de 'la calor'

Alexia Zúñiga

Cuando pruebes los helados de estos lugares te transportarás a tu época de infante… ese momento en el que el señor de los helados hacía sonar las campanitas de su carrito para anunciar que el postre había llegado a la cuadra de tu casa. Sabor, consistencia y color son las características de estas heladerías pues todo lo preparan con productos naturales, cero conservadores ni colorantes artificiales.

Amor Casero

Aquí el helado de limón no es verde, es blanco y está hecho con limones verdes y amarillos. Con la primera cucharada sentirás como si en verdad te estuvieras comiendo la fruta, pues el sabor es intenso mas no agrio para el paladar. Además, tienen sabores poco comunes como el de mazapán, preparado con abundantes trozos de cacahuate y avellana. Es una delicia cremosita que desearás que nunca se acabe. Para una fiesta o reunión, puedes rentar el carrito que tienen para eventos y escoger seis sabores… hay con alcohol, como los de clericot o mezcal con naranja, por si quieres alegrar -aún más- la party.

Amor Casero
General Juan Cano 176-3, San Miguel Chapultepec
5277 5806
Twitter: @AmorCasero

Helados Gibrán

Este negocio comenzó en 1991 con el slogan: “Rescatando el Helado Rústico Mejicano”. Aquí los helados los elaboran sólo con leche, crema de vaca y productos nacionales como el cacao de Tabasco, las vainas de vainilla de Papantla, los mangos de Veracruz, el tequila de Jalisco, los cocos de Guerrero, las fresas de Irapuato, la nuez de Chihuahua, las zarzamoras de Tocumbo, y el pulque de Hidalgo.

Tienen más de 40 sabores, sin embargo los consentidos son el de tascalate (bebida chiapaneca de maíz) y el de vino tinto a la pimienta, para los que gustan de las versiones con piquete. Todos los helados están endulzados con miel de abeja y miel de maguey.

Helados Gibrán
Bazar Fusión: Londres 37, Juárez
3583 1009,
FB: HeladosGibran

Glace

Es un pequeño local en la Colonia Condesa en donde ofrecen helados que además de ser artesanales, son preparados con productos orgánicos. Sus sabores van desde los tradicionales como el de chocolate, hasta los poco convencionales como los de vinagre balsámico o mostaza. Si eres de los que les gusta aventurar el paladar, jamás te arrepentirás de haber probado estas delicias. Y es que lejos de lo que tu memoria gustativa te mande sobre esos sabores, lo único que te podemos decir es que no son ácidos y sí son comibles.

Glace
Ensenada 8, Hipódromo Condesa,
6363 6683
FB: GlaceHelado
Twitter: @GlaceHelado

Roxy

Es una de las neverías más tradicionales de la ciudad, y es que desde 1946 este espacio ha consentido a las fanáticos de los helados… Si andas por la Condesa, una parada obligatoria es este lugar decorado con colores pastel. Su carta consta de más de 30 sabores de nieves y helados elaborados diariamente con fruta de la temporada. No dejes de probar el de limón y el de zapote. El local es ideal para sentarse a echar novio, para convivir con la familia o simplemente ver pasar la vida mientras dura el vasito.

Roxy
Tamaulipas 161, Condesa.
5256 1854
Twitter: @NeveriaRoxy

Chiandoni

En 1939, Pietro Chiandoni adquirió el terreno de lo que más tarde se convertiría en una heladería icono de la ciudad de México. El local sigue conservando esa decoración retro de los años 50. En su carta hay más de 30 sabores de helado hechos con crema y frutas naturales. El postre estrella es el helado de vainilla con hot fudge, sin embargo su menú es muy variado, desde banana split hasta malteadas. Incluso hay delicias italianas como los spumonis, helados de dos o tres sabores que combinan frutas y frutos secos.

Chiandoni
Pennsylvania 225, Nápoles
5523 8379
Twitter: @Chiandoni