Balché lanza nuevo vino premium

Lo nuevo de Barón

El viernes pasado fue la presentación en sociedad de los dos nuevos vinos de Barón Balché, una de las bodegas mexicanas que si bien no es de las más antiguas, si es de las que goza mayor "fama" y mejor reputación en el País.

Sin clavarnos mucho en la historia de ésta bodega de Juan Ríos y sus vinos a manos de Jesús Rivera (la cual pueden consultar junto con muchas cosas más en su página oficial), en el 2001 se vinificó por primera vez un vino de Bodegas Barón Balché con un total de 2500 cajas. Hoy en día producen 1,000 cajas al año de sus prestigiados vinos.

Si bien manejan líneas de vinos accesibles para el bolsillo promedio del mexicano, lo que le ha dado fama a Bodegas de Barón Balché son sus vinos premium, los cuales están alrededor de los $1,200 pesos.

Si, son vinos caros… pero la verdad es que son vinos bastante buenos, y en lo personal unos de los vinos mexicanos que más nos gustan. La pregunta obligada es ¿valen lo que cuestan? Y la respuesta no es fácil… yo diría que no, aunque pueden ser vinos de mucha calidad, a $1,200 la botella siguen fuera de rango.

En general, los Balché premium son vinos muy bien logrados y que expresan muy bien no sólo las características de los varietales que trabajan, sino también lo que otorga el suelo del Valle de Guadalupe y lo que un vino mexicano es en esencia.

Sabemos que es muy difícil que salgas un día decidido a gastar más de mil pesos en una botella de vino, pero si algún día tienen oportunidad de probar los vinos premium de Barón Balché no la dejen pasar… De las otras líneas hay cosas rescatables, pero la verdad nos quedamos con los premium.

Regresando al tema de la presentación, se trataba del festejo de los 10 años de vida de sus vinos, aprovecharon para hacer el lanzamiento masivo de su nuevo vino premium, llamado Balché 2012 además de su vino blanco Spiral, este último de línea regular.

Balché le echó muchas ganas a la presentación, y se subió al barco de las redes sociales que tanto están de moda… Siguiendo el ejemplo de la #catatwitter y en esta, Balché convocó a los interesados a según dijeron más de 40 sedes a lo largo de la República Mexicana, dónde se proyectó en video en vivo desde las Bodegas de Barón Balché una cata magna dirigida por el winemaker Jesús Rivera y con intervenciones de Juan Ríos, dueño de la bodega, y Juan Carlos Álvarez, encargado de la mercadotecnia de la misma.

Los asistentes a alguna de las sedes, casi todos adictos no sólo al vino sino también a las redes sociales, tuiteabamos o facebookeabamos todo lo que pasaba, junto con nuestras impresiones de los vinos que catamos. La teoría era muy buena, llegar a los más posibles… ojalá lo logrado sea justo eso. Buen detalle que por ser el lanzamiento/preventa, las botellas que se pidieran ese día del Balché 2012 fueron con 50% de descuento para un precio final de $750 (sí, va a costar $1,500 cuando salga al mercado).

Lo bueno:
. El uso ‘innovador’ de nuevos canales para lograr algo que hace algunos años hubiera sido mucho, mucho más difícil.

Lo no tan bueno:
. La calidad y diseño de las botellas. No estuvieron a la altura de la celebración ni de lo que nos tenían acostumbrados (las prisas?).

Muy bien por Balché que se suma a estos esfuerzos por hacer llegar el rollo del vino a más y más personas, y muchas felicidades por sus nuevos lanzamientos.

2009 Balché Spiral, Sauvignon Blanc, $240
Un Sauvignon Blanc de un dorado muy claro y translúcido. En nariz, aromas cítricos y dulces – piña madura, azúcar, miel. En boca confirma los aromas pero junto con una buena carga de acidez y un toquecito mineral que se quiere asomar por ahí. Un vino bueno a secas , que expresa bien el varietal pero nos queda un poquito mal con una nota medio amarga que permanece hacia el final.

2008 Balché ‘2012′, Syrah, $1,500
La estrella de la noche; un vino que desde que va cayendo en la copa se siente pesado… con cuerpo. De color púrpura muy obscuro pero brillante. Muy potente y expresivo en nariz, con aromas de frutas negras, compotas, bosque y humedad, violetas y especias junto con algo de alcohol… el vino va abriendo y expresando más y más… tiene un fondo como a madera con un toque mentolado muy sutil. Al probarlo encontramos ciruela pasa, tabaco y una nota vegetal; se sienten los taninos y una nota a madera ahumada que prevalece. En resumen, es un vino que promete muchísimo y que nos gustaría guardar por unos 3 o 5 años. 

No se olviden de visitar Buenavida para conocer un poco más acerca del mundo del vino, o de seguirnos en twitter (@buenavidamx) para más recomendaciones.