Fondues y salsas

Foto: Marc Fauche Styling: Roc?o Berganza para Caramelo

El implacable frío de las praderas suizas obligó a Heidi y compañía a inventar un platillo que jamás se enfriara. Aunque las fondues de queso y carne son también dignos representantes de esta familia, ¿a poco nó es más rico limpiar una olla llena de chocolate? Puedes "usar" frutas frescas, bombones, galletas o caramelos como herramienta.

Ying Yang
El nombre de esta fondue no podría ser más preciso: un balance entre opuestos. En The Melting Pot puedes encontrar esta mezcla de chocolates en armonía. Sólo la llegada de la olla ubica a tu olfato en una chocolatería, y dentro de ella tanto el chocolate blanco como el amargo están irreprochablemente divididos esperando que seas tú quien empiece la mezcla. Lo dulce del blanco con el sabor intenso y contundente del oscuro crea un dip exuberante donde podrás hundir fresas, uvas y bombones. También viene en forma de coctel en copa martinera y con un toque de alcohol de tu elección.

El chocolate siempre es la respuesta sin importar cuál sea la pregunta. Chef Sonia Arias, Jaso


Fondue con licor

Con toppings de coco y nuez; una creación que sirven en Los Fondues. Puede ser mezclada con Amaretto, Frangelico o Grand Marnier y esta opción lleva el sabor a otro nivel: la amargura del chocolate y la acidez de las frutas con que lo saboreas van de la mano con la dulzura del licor. La textura se mantiene espesa y cremosa mientras que el calor de la olla va evaporando poco a poco el alcohol dejando atrás sólo las notas esenciales que conforman esta fondue a la irlandesa.

Fondue con helado

En Fuga Chocology te ofrecen el clásico recipiente con chocolate (70% cacao) con una variación: en lugar del tridente para las frutas y nueces hay una paleta helada de vainilla. El primer paso es sumergir la paleta en el chocolate y, acto seguido, debes aprovechar la liquidez del mismo para adherirle los polvos, las almendras, los trozos de fruta. El sabor del chocolate es intenso y espeso, lo divertido es que además de poder elegir entre varios
toppings, puedes hacer de cada bocado uno diferente.

Salsa de chocolate

En el restaurante Alfredo di Roma tienen como postre un  trío de enormes profiteroles con helado bañados en salsa de chocolate caliente y burbujeante. Aquí el chocolate no juega sólo el papel del sabor dulce entre  leche y cacao, sino que también suaviza la masa del profiterol convirtiendo todo el plato de pecaminosa dulzura.


 *Todas las direcciones y teléfonos de los lugares que aquí te proponemos están en este link