Estos son los motivos por los que amamos al cerdo

Si la vida te da un cerdo, haz carnitas, tocino o lo que sea

Del cerdo nos podemos comer todo, ¡todo!
ChilangoDel cerdo nos podemos comer todo, ¡todo!

El cerdo es un animal increíble y no sólo porque de él sale el tocino, sino porque podemos consumirlo de la nariz a la punta. Estas son las partes más comunes en que se divide (o despieza) un chancho, cochi, marrano, etc. y por eso, lo amamos.

Jamón

Si se trata de un cerdo ibérico, esta es la mejor parte pues de aquí salen esas deliciosas rebanadas que van perfecto con un vino tinto. En caso de un animalito común, se desprende el ingrediente principal de tus sándwiches.

Paletilla

Es la versión “económica” del jamón ibérico. Su carne es más dura y jugosa pero requiere de cocciones largas.

Manitas

La falta de carne en las patas lo compensan con sabor. Esta parte es ideal para hacer estofados como las deliciosas manitas de cerdo yucatecas.

Panza

Es una de las piezas más queridas del cerdo. De aquí se desprende el famoso pork belly, el castacán yucateco, el tocino y amor, puro amor.

Rabo

Como te dijimos en un principio, en la cocina el cerdo se usa de punta a punta. El rabo va muy bien en estofados o inclusive en pequeños pedazos frito es riquísimo. Esta última preparación es muy popular en España para botanear.

Papada

Pocos lo saben, pero de la papada también se puede sacar tocino. Los estadounidenses son especialistas en hacerlo, se cura, se fríe y vualá, cerdito crujiente y sabroso.

Orejas

El cartílago de esta zona hace que su manejo sea muy noble. Los brasileños ocupan las orejas como parte de su tradicional feijoada y en otras partes del mundo se usa mucho en guisados.

Costilla

Huesos con poca carne pero mucho sabor. Si has ido a un bbq, sabes de qué hablamos, pero entre costillas también hay tamaños. Las más pequeñas son conocidas como baby back y las St. Louis son las indicadas para apetitos voraces.

Lomo

Aunque nuestras madres nos traumaron en Navidad con el lomo de cerdo en ciruela, hay más maneras de comerlo. El secreto es usar una receta con alguna salsa para que la carne no se seque.

Chuletas

Nunca supimos en qué momento las chuletas y la mostaza se hicieron uno mismo, por suerte ya existen otras formas de prepararlas. Un taquito de chuleta con salsa roja no se le niega a nadie.

Cabeza

Pozole que se respeta usa cabeza de cerdo. La parte frontal del cerdo sirve para hacer platos como queso de puerco o simplemente rostizarla completa.

Solomillo

Es el corte más tierno de todo el animal (y no, no pensamos en Babe). Tiene poca grasa y la mejor forma de aprovecharla es mediante un asado ligero.

COMPARTE
Viajera apasionada por descubrir historias y experiencias a través del paladar. Siempre la encontrarás comiendo algo rico y compartiéndolo en sus redes sociales.