El sano

mcaysavage/flickr

Te despertaste de mal humor y pensaste: ¡Que frío! Con esta lluvia ya no voy a hacer ejercicio.¨ Pero cuando bajaste a desayunar con tu sanísimo té verde abundante en antioxidantes, te relajaste y pensaste: Ni siquiera esta lluvia torrencial me detendrá, además la lluvia me mantendrá fresca.

Luego puedes lanzarte con tus amigos corredores a rehidratar-té a The Coffee Bean and Tea Leaf Dumas