Moisés Sierra, el mejor mixólogo mexicano

El arte de saber mezclar

Moisés Sierra Saenz, maestro del shaker.

Limantour, Artemisia y Romita fueron algunos de los bares que pusieron a competir a sus bartenders: personajes de la vida nocturna chilanga enfrentándose para encontrar al mejor del mundo. 

Moisés Sierra, del bar Aurora, se ganó un boleto de ida y vuelta al Crucero Azamara Journey, que zarparía de Niza para pasar por Montecarlo, St. Tropez, Ibiza y encallaría finalmente en Barcelona, donde se anunciaría quién de los mejores 44 bartenders del mundo se llevaría la corona.

A base de dos tragos, uno siguiendo el lineamiento oficial de la competencia y otro de su autoría, Moisés dejó el nombre de la mixología mexicana en alto. Sin embargo, no se llevó el primer lugar. De cualquier forma, fue el mejor de México.

Platicamos con él en aquel crucero que llevaba del Diageo Reserve World Class. 

¿Qué piensas de la mixología mexicana?

Creo que aún es muy joven. A diferencia de países como Inglaterra y Estados Unidos nos falta experiencia en coctelería pero lo reponemos con imaginación e ingredientes naturales de primera clase.

¿Cuál era el objetivo al competir en World Class?

Por supuesto que vine con la idea de intentar ganar pero más que eso quería exponer el estilo mexicano atrás de una barra. Pude usar un molinillo que me traje desde casa e ingredientes que los jueces no habían visto antes. También utilicé chile serrano en una receta y todo esto es lo que más orgullo me da, haber mostrado un poco de México en mis cocteles.

¿Cuál fue el mayor aprendizaje del viaje?

Me gustó practicar más mis dotes de platicador. Así como el coctel y su preparación es importante también pesa la personalidad con la que lo prepares y la historia que respalde el origen de la bebida.

¿Cuál fue el reto más difícil?

Creo que no podría escoger uno sólo. De los cuatro retos en los que yo participé tal vez el más angustiante fue en el que tenía que preparar un coctel con una infusión previamente hecha. Este reto fue en el casino del barco y fui de los últimos en pasar y todo ese tiempo de espera ayuda a los nervios a crecer.

¿Y cuál fue donde mejor te sentiste?

Con el reto del mediterráneo. Teníamos que hacer cocteles inspirados en esa parte del mundo y yo hice un trago con chile. Siento que esos sabores frescos y ligeros se llevan muy bien con el golpe y picor de un buen serrano. Lo disfruté.

¿En dónde te podemos encontrar?

Yo estoy todos los miércoles en el bar Aurora de la Roma. Ahí estoy preparando tragos y me encargo de rediseñara la carta de tiempo en tiempo para que siempre haya cocteles nuevos y relevantes.

Aurora
Álvaro Obregón 126
Roma Norte
5531 5828