El cerdo mareado: 40 kilos de puro sabor cubano

Si ver cómo lo preparan en un espectáculo, probarlo es aún mejor.

Sólo apto para carnívoros
Foto: El Cerdo MareadoSólo apto para carnívoros

¿Te imaginas un cerdo entero, jugosito, dando vueltas y asándose al carbón, mientras tú esperas a que llegue directamente a tu taco?. Así es el “Cerdo Mareado”, un puerco preparado con una receta cubana que hay que probar para creer. “Los cerdos que montamos completos en el asador pesan unos 70 kilos, de los cuales son alrededor de unos 40 kilos de pura carne. Si por kilo sacamos alrededor de 15 tacos, entonces échale cuentas: salen unos 600 tacos de cada puerco”, me dice Rodrigo Giles, quien lidera este lugar desde hace ya 15 años.

¿Quiénes son los que más vienen a este santuario del buen comer? Por su ubicación —se encuentran muy cerca del cerro del Ajusco— son principalmente paseantes y turistas. “Viene principalmente gente que gusta del ciclismo, que le gusta caminar, que le gusta la montaña. Incluso hay equipos de fútbol que son clientes de toda la vida y que juegan en los campos de aquí del Ajusco. Pero principalmente, el grueso de la clientela es gente que viene a turistear”.

Al encontrarse en la ruta de ascenso y descenso al Ajusco, son la perfecta solución para la gente que baja con hambre voraz. “Yo me he dado cuenta de que los chavos, yo creo que porque están en desarrollo, son los que más comen y se echan medio kilito de carne sin ninguna bronca. Es más: apenas el domingo vino un morrito como de 6 o 7 años”, cuenta Rodrigo. “Para que te vayas haciendo una idea, yo con trabajo me como 2 tacos, máximo 3. Pues este chamaquito todo chiquito se comió 5. También tengo otro cliente que ya es peso pesado: ese bato se echa un kilo de carne completo”.

El Cerdo Mareado
Foto: El Cerdo Mareado

Seguro ya estás pensando que eso es una bomba de grasa, pero no es así. De hecho, a diferencia de las carnitas tradicionales que se sumergen en manteca o aceite, este cerdo al carbón no lleva ningún añadido de grasa. “Esta es una receta cubana hecha a base de naranja agria y especias. Se pone al carbón y se cuece con la piel, lo que hace que a pesar de que no lleve aceite, la carne se conserve jugosa porque es el jugo del propio animal”.

Además de ser un espectáculo para el paladar, lo es también para la vista. Se llama “cerdo mareado” porque se la pasa dando vueltas rápidamente, como si estuviera en un juego mecánico. “Tanto nacionales como extranjeros se asombran y siempre nos preguntan, ‘¿a poco sí queda bien cocido?’ al ver que es un puerco entero. Les sorprende ver un cerdo de 70 kilos dando vueltas, eso es lo que les atrae y les llama la atención. Pero una vez que lo prueban, por lo que regresan es por el sabor”.

¿Y qué pasa si no comes carne de puerco, pero tienes la curiosidad de venir a conocer? No te preocupes, también hay otros productos, como cecina traída desde el mero Yecapixtla, tacos de chorizo verde y rojo e incluso opciones de quesadillas para vegetarianos. Así que ya sabes, no hay excusa para no venir a este lugar que promete dejarte con el ojo cuadrado y con un muy buen sabor de boca.

¿Dónde?

Teléfono: 5645 9449 y (55) 4758 5720.
jue-dom: 10-19 h