Gourmeteando en Cinemex

Cortesía Cinemex

Luego del recorrido gourmet por el complejo de Cinemex ubicado en Santa Fe, los editores tragones de Chilango nos quitamos los prejuicios acerca de lo que se puede comer en un cine.

La oferta gastronómica va más allá de palomitas y nachos. Y cabe mencionar que las palomitas, a pesar de sonar muy común, marcan la diferencia ya que en la sección Platino del cine podrás encontrar lo que ellos llaman “palomitas gourmet”.

¿Por qué gourmet? No es que su preparación tenga algo especial, pero sí hay diferencia en el maíz que utilizan. Para las palomitas tradicionales usan maíz mariposa, que se caracteriza por un tamaño pequeño al momento de explotar y una textura esponjosita. Y para las palomitas gourmet está el maíz mushroom, el cual al momento de explotar abre completamente, dándole una apariencia casi aplanada y con una textura suavecita al paladar.

Chamoyadas

La preparación de las chamoyadas no se basa en colorantes sino en frutas frescas y naturales, es como si te estuvieras comiendo la fruta congelada.

Georgina: Un must dentro de las bebidas. La consistencia de las chamoyadas es espesita, ese punto exacto donde no están tan licuadas pero tampoco sientes los trozos de hielo al darle el sorbo. Además no se derrite tan rápido como el tradicional icee, así que es una buena opción para acompañar las palomitas y más en temporada de calor.

Héctor: Sobre todo para esta época de calor, son una gran opción. Refrescantes, con la consistencia perfecta, buen sabor y no se te hacen agua en la mano. Sí me gustaron y sí las recomiendo.

Hugo: Esperaba que fueran un poco más dulces (tenía ganas de algo dulce), como que les falta un poco de sabor, pero están muy frescas, eso sí. Además no pican tanto, lo cual a mí me gusta porque soy intolerante a lo picante.

Vero: No soy muy fan de las chamoyadas, pero estas no tenían un sabor artificial, así que si pides de mango, encontrarás un auténtico sabor a mango. Sí que refrescan y duran hechas hielo un ratito más.

Chapatas

En el menú puedes encontrar chapatas de diferentes ingredientes, que te harán el paro si no habías comido a la hora de la caerle al cine.

Georgina: Está la básica de pechuga de pavo, ligerita para los que no les gusta la idea de engordar. La de jamón serrano no es recomendable. El jamón no es de la mejor calidad y luchas con él a cada mordida. Y la que llaman “la consentida” de las chapatas, la de chorizo de Pamplona. El embutido no está tan grasoso, sin embargo, su sabor es tan intensos que raya en lo salado, y resulta complicado acabarse el platillo completo.

Héctor: Sin temor a equivocarme, el producto estrella de Cinemex en materia de comida es la chapata de chorizo de Pamplona. Es deliciosa, gran sabor del chorizo y es una gran opción para ver una película. La otra opción que probé fue de jamón serrano, pero no me gustó, me pareció muy chicloso.

Hugo: La chapata de chorizo de Pamplona es algo muy cercano a un manjar. Si tienes hambre y no te importa comer tanto pan, sin duda debes probarla, el sabor es exquisito: fuerte, presente, pero sin llegar a hartar. Las especias, verduras y aderezos complementan muy bien el platillo. Jamás imaginarías que en un cine podrías comer algo tan rico. 

Vero: Cuando me dijeron el nombre del siguiente platillo, la verdad pensé ‘órale con el nombre pomposo para un sandwich de cine’, pero después de probarlo, supe que no se excedieron. La chapata de chorizo de Pamplona será un manjar que se quedará en tu paladar, el sabor intenso del chorizo, mezclado con la lechuga, el jitomate y el queso manchego, te van a impresionar. Lo mejor que probé en mi visita al Cinemex. De la de jamón serrano, ni hablamos.

Dale clic a siguiente y checa más opciones en el menú.