¡A comer pancita! Siete lugares para curar la cruda con menudo picosito

Pancitas dignas de una canción de Tin Tan.

DÓNDE COMER PANCITA EN LA CDMX
Foto: Cortesía

Si andas buscando dónde comer pancita en la CDMX te encontrarás una gran variedad de opciones: el puesto del mercado, el del tianguis y algunos portones de casas que abren exclusivamente los fines de semana para la venta de este manjar curacrudas. Nosotros te recomendamos algunos lugares donde tienes que probarla sí o sí y tal vez alguno de ellos se vuelva tu local favorito para aliviar las resacas (y no, no es la pancita de Huipulco ni la de «Los agachados».)

Dónde comer pancita en la CDMX

Uno de los platillos más emblemáticos para curar la cruda en gran parte del país es la pancita. En el norte lo conocen como menudo, en el sur como mondongo y en el centro como pancita. Es un caldo elaborado a base de jitomate y chile guajillo al que se le agregan trozos del estómago de la res: callo, libro, cacarizo, cuajo, manzana, y en algunos casos pata.

Su origen es incierto. Se cree que viene de herencia española pues es muy parecida a los callos a la madrileña; pero también se dice que se creó durante la época de la revolución, por aquello de la poca disponibilidad de ingredientes que había en esos tiempos. Lo que es cierto es que es un platillo no apto para los que no se arriesgan –por que, aunque sabe rico, su textura es chistosa–; sin embargo no puedes llamarte mexicano si no te has echado este rico caldito después de una noche de fiesta.

A comer pancita con los agachados que vengo muy crudo, ¡ay!

También checa: Los mejores 10 tacos de guisado en la CDMX

1. Pancita La Güerita

Foto: Cortesía

En el barrio de Juventino Rosas, a espaldas del mercado, se encuentra el pequeño local de Pancita La Güerita. No tienen un menú establecido, solo pancita en diferentes tamaños: plato chico ($60), plato mediano ($70) y plato grande ($75); y huaraches para acompañar la caldosa pancita –con queso, cebolla, salsita roja y verde–. De tomar café ($15), jugo de naranja ($18), refrescos ($15) y cerveza ($25) por eso de si andas crudo.

Dónde: Sur 117 8, Juventino Rosas
Horario: lunes a domingo de 8:00 a 16:00
Cuánto: $80-$60

2. Pancita Las 3 Lolas

Foto: Cortesía

Una de las delegaciones más inexploradas por muchos en la CMDX es Tláhuac. Aquí vive una joya de lugar curacrudas, hablamos de la Las 3 Lolas, donde sirven una de las mejores pancitas de la ciudad. La hacen y la sirven con todas la de la ley: con su cebollita, su orégano, su chile de árbol seco, harto limón y tortillitas hechas a mano. Se vale acompañarla con machetes (quesadillas enormes) de diferentes guisados, tamalitos, atole de masa, café de olla o una buena cervecita. Lo mejor, abren desde las 6 de la mañana, así que puedes caerle después de la fiesta.

Dónde: Avenida San Rafael Atlixco bis 6122, San Francisco Tlaltenco
Horario: sábado y domingo de 6:00 a 15:00
Cuánto: $80-$150

3. Antojitos Elsa

Foto: Pável M. Gaona

Para los que son del norte de la ciudad pueden encontrar en el centro de Azcapotzalco a Antojitos Elsa, un local que desde hace 47 años ofrece una gran variedad de antojitos mexicanos: quesadillas de diferentes guisados ($20), sopes sencillos ($20) o especiales ($40), taquitos de tripa y longaniza($34). La estrella del lugar, según los que hemos comido ahí es la pancita ($80). La puedes pedir sencilla o especial ($90) (escoger la parte de la panza quieres en tu caldito). Cada plato viene con su orden de tortillas hechas a mano. Un imperdible si andas buscando dónde comer pancita en la CDMX.

Dónde: Esperanza 43, Centro de Azcapotzalco
Horario: lunes a domingo de 9:00 a 19:00
Cuánto: $100-$150

4. Pancita Las Comadres

Foto: Cortesía

La Pancita Las Comadres es un local de comida que se ha vuelto un clásico de la CDMX, pues tiene más de 70 años de historia. Sirve pancita ($75) acompañada de antojitos mexicanos enormes: tacos ($30) –de bistec, longaniza, milanesa, arrachera, tripa, costilla, cecina y chuleta–, quesadillas ($25), gorditas de bistec ($35) o arrachera ($45), tlacoyos de cecina ($40), etcétera. Pero bueno, su platillo principal es la pancita que les queda picosísima.

Dónde: Calle Heliópolis 13, Clavería
Horario: lunes a domingo de 8:00 a 18:00
Cuánto:$100-$150

5. Fonda Margarita

Foto: Cortesía

Fonda Margarita es uno de los comedores consentidos de la Del Valle. Para visitar este emblemático lugar, tienes que ser madrugador o estar muy desvelado porque abren a las 5:30 de la mañana y cierran a las 12 de la tarde –aunque, a veces, la comida se les acaba antes–. Los guisados varían cada día pero tienen algunos clásicos como el chicharrón y cerdo en verde y el bistec en pasilla, espinazo con verdolagas o las albóndigas en jitomate, manitas de cerdo y el carnero en verde, sin embargo la estrella es la pancita que solamente la sirven los días sábados; calientita y sanadora de todas las crudas.

Dónde: Adolfo Prieto 1364, Tlacoquemecatl del Valle
Horario: martes a domingo de 5:30 a 11:30
Cuánto: $80-$150

6. Pancita Rebe

Foto: Cortesía

Si andas buscando dónde comer pancita en la CDMX, la Pancita Rebe es una opción estupenda. Aquí la pancita tiene un sabor muy casero y es servida con todas las de la ley –cebolla, chiles de árbol troceados, orégano y limoncito–. Para acompañarla te dan una orden de tortillas hechas a mano, chicharrón y aguacate. No pudes perderte sus salsas que también son una delicia.

Dónde: Golfo de Aden 41, Tacuba
Horario: lunes a domingo de 9:00 a 17:00
Cuánto: $80-$100

7. Pancita Anita

Foto: Cortesía

Una de las mejores opciones si andas buscando dónde comer pancita en la CDMX es La Pancita Anita. Es el lugar perfecto para desayunar si andas en el centro  de la ciudad. En su menú tienen solamente pancita grande ($90) o chica ($80) y cerveza ($25) para pasarte el bocado. Sencillito. De postre: churros ($10) para cerrar con broche de oro.

Dónde: Buen Tono 26, Centro Histórico
Horario: lunes a domingo de 8:30 a 13:30
Cuánto: $100 – $150

También checa: ¡Qué Crudita! Un restaurante especializado en curar resacas