Delirio

Café a lo loco

Importa muy poco que Monterrey sea una de las calles más transitadas de la Roma. Una vez sentado en el Delirio, el tiempo trancurre lentamente. El lugar es tan bonito que  te pone de buenas. El café de la casa es cien por ciento mexicano; lo sirven en tazotas (y si es para llevar, te lo dan en vasos de material reciclado).

La mejor opción es el capuccino –tienen buena mano para darle al balance entre café, leche y espuma. Para acompañar hay chocolatines, merengues y diferentes estilos de galletas.

IDEAL PARA pasar por ahí antes de ir al trabajo y llevarte tu café.
PRUEBA  el capuchino, con  azúcar morena.
Monterrey 116, Roma, 5584 0870, $80