14 Cosas que no sabías de La Casa de Toño

Nos metimos hasta la cocina y nos platicaron su historia

Todos hemos probado los antojitos mexicanos que se sirven en La Casa de Toño. A todos se nos hace agua la boca cada vez que escuchamos sobre sus pozoles, tostadas, flautas, sus aguas de tamarindo y horchata, y por supuesto, sus postres.

Pero poco sabemos de su historia y de los procesos que los han llevado a ser uno de los restaurantes de comida rápida más famosos y exitosos del DF.

Por eso nos lanzamos a comernos unas ricas quesadillas de queso y de paso nos enteramos de estas 14 curiosidades que todo chilango (y no chilango) debe saber.

1. La idea comenzó en el garage de una casa en Clavería, donde Aurora (una persona allegada a la familia de Toño) y su mamá sacaron por primera vez el comal y el anafre un 1 de marzo de 1983. Al puesto le pusieron Las Poblanas.

2. Toño tenía entonces 18 años y estudiaba derecho, pero al ver que el negocio se hacía famoso, abandonó la carrera, se puso las pilas y fundó La Casa de Toño.

3. El nombre se lo sugirió un cliente que le dijo “todos decimos ‘vamos a la casa de Toño por un antojito’, ¿por qué no le pones así al restaurante?” y se quedó.

4. La comida tiene esa frescura porque todas las noches un ejército de cocineros en la sucursal de Clavería preparan los alimentos y los mandan en camiones durante la madrugada para que se mantenga el mismo sabor en cada uno de los restaurantes.

87214La Casa de Toño. 1
La Casa de Toño. 1 (Cortesía.)

5. Cada mesero pasa por una intensa y detallada capacitación para que pueda atenderte con precisión y rapidez cada vez que visitas La Casa de Toño. Es por eso que pueden moverse a velocidades inusitadas y sortear obstáculos hasta llevar a tu lugar tu comida sana y salva.

6. La cocina de cada sucursal es como un nidito de hormiguitas, chambeadoras y organizadas. Cuando pides una orden, se distribuye en las 4 áreas principales: pozoles, bebidas, quesadillas y sopes, y el resto (postres, flautas, etc.).

7. Tu orden tardará 7 minutos -o menos- en ser servida. Lo logran por la perfecta ejecución del punto anterior y porque precisamente son 7 minutos los que tarda la masa de las quesadillas y sopes en cocinarse.

8. En fines de semana, cada sucursal puede llegar a atender entre dos mil y dos mil 500 personas por día.

87217La Casa de Toño. 4
La Casa de Toño. 4 (Cortesía.)

9. Cuando llegues a La Casa de Toño y veas “mil” personas esperando, considera que en promedio cada turno tardará un minuto en obtener mesa, entonces, si tienes 20 turnos por delante, sólo esperarás 20 minutos para entrar.

10. El promedio de estancia de un cliente es de 30 a 40 minutos.

11. La sucursal de Santa María la Ribera está a una calle de una iglesia, así que es común que La Casa de Toño se convierta en el lugar de recepción de muchos bautizos y primeras comuniones.

12. En estos 32 años, el menú no ha cambiado mucho, si acaso se agregaron los postres y se ofrecieron variedades en los ingredientes de los pozoles; prueba de que la fórmula funciona muy bien. También están en proceso de remodelar sus 15 sucursales.

87215La Casa de Toño. 2
La Casa de Toño. 2 (Cortesía.)

13. Aunque el negocio creció mucho, Toño aún está al pendiente de que se cumpla con la calidad de la comida y del excelente servicio al cliente.

14. La Casa de Toño tiene tres sucursales que funcionan las 24 horas: Narvarte, Zona Rosa y Echegaray.

¿Estás listo para un pozolito?

También lee:

Ahora sí, la brutal risa de Jared Leto como Guasón

5 exposiciones con entrada gratuita

Alcoholímetro obligatorio en antros y bares del DF