¡Conoce las TORTAS DE GORDITAS!

¿Nunca es demasiado?

Cuando a Doña Socorro los estudiantes de la Prepa 30 que suelen visitar su puesto le pidieron por primera vez una torta de gorditas, le pareció una idea descabellada. Ella vendía quesadillas y gorditas “normales”, pero, ¿una torta de gorditas? Eso se salía de su esquema.

Sin embargo, siguiendo la máxima que reza que “el que paga manda”, preparó la torta de gorditas que hoy por hoy se ha convertido en uno de sus platos más populares.

“No se lo voy a negar, joven. La primera vez que unos muchachos vinieron y me la pidieron yo dije: ‘Ay no, ¿qué es eso? ¿Cómo se comen eso? Pero pues bueno, a los chavos se les antojaba y de hecho fue mi hija la que se aventó a hacer la primera, no yo”.

De hecho, Doña Socorro, pasó largo tiempo sin probarlas, porque le parecía demasiado. “De eso tendrá unos cuatro o cinco años. Yo pasé un buen rato sin probarlas, pero tanto me decían los clientes que estaban buenas, que me animé y la verdad es que sí, están muy buenas”.

Sobre si el comensal promedio se las acaba de una sola sentada —sin albur— nos dice “pues como está muy grande, la parto en dos, así se la pueden comer una mitad aquí y la mitad se las pongo para llevar. Pero hay quienes no sólo se la echan entera, sino que hasta me piden de a dos y ¿qué cree? Sí se las terminan. Pero yo, por ejemplo, no me puedo acabar una yo sola”.

104563El interior es lo que cuenta
El interior es lo que cuenta

¿Qué lleva la famosa torta de gordita?

En una telera, Doña Socorro pone frijoles refritos y queso oaxaca. Aparte, hace la gordita de chicharrón prensado y un ingrediente extra, que puede variar. “A la gordita que va adentro de la torta se le puede poner tinga de pollo, tinga de res, o si vienen en viernes, que es cuando traigo suadero, también. Además de eso, lleva nopalitos, queso y salsa”.

Sobre quiénes le piden más esta bomba culinaria, nos dice: “Pues hay de todo. Yo tengo clientes de todo tipo. Me vienen a visitar doctores, licenciados, albañiles, maestros, estudiantes, amas de casa”.

Le han sugerido poner su restaurante o meterse a un local, pero ella responde: “Este pedazo de banqueta es como si fuera mi casa. A mi otra casa hay veces que sólo llego a dormir, pero aquí llevo ya más de 24 años. Además, si pongo un restaurantes tendría que subir los precios y yo no quiero eso, me gusta que me visite todo tipo de gente, mantener los precios accesibles para todos. En este país no cualquiera tiene para pagar la comida de un restaurante”.

104564Partida en dos
Partida en dos

Si quieres probar las legendarias tortas de gorditas de Doña Socorro, tendrás que echarte un viaje: ella está justo al lado de la Preparatoria Oficial Número 30 y frente a la Clínica 193 del IMSS, en Chalco. Yo que soy de la Ciudad de México y vine hasta aquí sólo a probarlas, quedé encantado no sólo por el sabor de este platillo exótico, sino por el encanto y la sencillez de Doña Socorro. Créanme: vale la pena el viaje.

Antojitos Doña Socorro
Circuito San Juan, colonia Casco de San Juan, Chalco, Estado de México, frente a la Clínica 193.
Precio de la torta de gordita: 30 pesos.

¡Compartan esta nota con sus amigos que no le tienen miedo a nada!

También lee:

A México el iPhone llegará el mismo día que en EU

Ladrones escapaban en moto en la GAM y los atrapan

Confesiones de una vendedora de sex shop