Cómodos y baratos

avlxyz/flickr

Dicen nuestros padres y abuelos que somos una generación deflojos, mediocres y caprichosos que buscan satisfacción inmediata… Quién sabequé tan cierto sea esto, pero suponiendo que así fuese, entonces existe elproducto ideal para nosotros: noodles instantáneos ¡Ni siquiera tendrás quepararte del sillón! sólo deberás limitarte a tener la astuciade echarle un grito a tu mamá, hermano, o amigo cuando los veas salir: "¿Vas ala tiendita?, ¡tráeme una Maruchan!" y otro gritito cuando los escuches llegar"¿Estás en la cocina? No seas malito, caliéntame tantita agua para mi chopita ytráemela ¿no?"

Puéque este tipo de noodles no sean lo más gourmet yartesanal que encontrarás en el mercado gastronómico, pero con tantita imaginación, limón y juguito sazonador puedenquedar bastante buenos.