Comida y música, seis restaurantes con playlists rifados

Dile no a los covers versión bossanova

Interior del restaurante Lardo en la Condesa
Foto: Lardo

Hans Christian Andersen decía que “cuando las palabras fallan, la música habla” y cuando se trata de comida, lo que escuchas de fondo en un restaurante sí importa. No hay peor escenario que una canción te interrumpa mientras comes algo delicioso (inserta aquí tu plato favorito). Tanto el volumen como la selección musical de un lugar influye en la experiencia, y en la Ciudad de México hay algunos sitios donde el playlist es un personaje más de la vivencia culinaria.

En estos seis locales además de comer bien, cuidan mucho la parte musical y no sólo dejan correr un disco de bossanova con covers:

Ah-Un

Sus dueños son los mismos del Pasagüero. De hecho, el restaurante se ubica a unos cuantos locales de distancia, lo que implica tener un playlist sumamente pulido. Mientras disfrutas una selección de nigiris o te echas una sopa tailandesa, puedes escuchar canciones de bandas nuevas y otras más clásicas, pero sin duda, saldrás con uno que otro grupo nuevo de rock para escuchar.

Alelí

Para el chef Oswaldo Oliva cada elemento que integra un restaurante es importante. En Alelí cada detalle que existe fue minuciosamente planeado, desde su pared de platos, las sillas, y por supuesto, la música. Además de comer delicioso, las canciones formarán parte de tu buen humor cuando abandones este nuevo local de la Roma.

Fat Boy Moves

El lugar es pequeño, su comida es deliciosa y los chefs y dueños se encargan de que los comensales se sientan como en casa. La dupla se conoció en Nueva York, lo que se refleja en la música que seleccionan para ambientar el restaurante. Un poco de rap, hip hop y rock se encargan de aderezar tu bánh mì o arroz con kimchi.

Lucas Local

Desde que pones un pie dentro del restaurante sabes que es un sitio especial. Su peculiar diseño de aire lunar, sumado a una cocina fantástica y a un playlist evidentemente curado, da como resultado una gran experiencia. La música es tan diversa como la personalidad de sus chefs Alejandra Coppel y Alexander Suástegui.

Pujol

Al chef Enrique Olvera le encanta la música y lo pudimos comprobar en la primera entrega de los Latin America’s 50 Best en nuestro país. Durante la fiesta se apoderó de las tornamesas y amenizó parte de la noche pinchando discos. Su gusto musical es evidente en Pujol. Es probable que te concentres más en lo que tienes en el plato, pero si pones atención a la música tendrás una grata sorpresa.

Lardo

Si le preguntas a la chef Elena Reygadas el porqué de la música que suena en su restaurante, te responderá que es lo que escucha en casa. Y ya que Lardo es una extensión de ella, conocerás su gusto musical mientras saboreas un arroz negro con calamares o una pizza de chorizo y burrata. Las melodías van desde el jazz, hasta algo más indie.

COMPARTE
Viajera apasionada por descubrir historias y experiencias a través del paladar. Siempre la encontrarás comiendo algo rico y compartiéndolo en sus redes sociales.