Comida para trasnochados en la ciudad

Porque nunca es tarde para comer rico

No entendemos por qué una de las ciudades más grandes del mundo tiene déficit de comida pasada la medianoche. Está bien aplicar de vez en cuando los hochos de carrito o los taquitos salvadores, pero si queremos algo sustancioso, es difícil encontrar algo abierto (y no nos gusta quedarnos con las ganas). Para que eso no pase, estos son algunos lugares donde encuentras comida las 24 horas en la Ciudad de México.

La Pagoda

Si pasas por el bar La Ópera y ves una multitud formada en el local de al lado, llegaste a La Pagoda. La comida es buena, sus precios también y el servicio es la cereza del pastel; por eso siempre está lleno. Si eres de buen comer debes probar la cecina de Yexapixtla con chilaquiles y así aplicas la cena /desayuno. O si te acercas al amanecer también puedes desayunar unos huevitos revueltos o con chorizo y frijoles. El café y la fruta están incluidos

5 de mayo 10, Centro Histórico, 5510 9176, 24 h, sólo efectivo.

La Casa de Toño

El infalible pozole de Casa de Toño
(Foto: Diana Féito)

En la vida del Chilango hay un antes y un después de la Casa de Toño, pues las sucursales 24 horas se convirtieron en refugio de trasnochados en dos rincones de la ciudad (Narvarte y Lindavista). Por algún motivo extraño el pozole siempre cae bien después de unos tragos, aunque también hay flautas, quesadillas y sopes tan grandes que podrían hacerse pasar por pizzas. Sólo hay que tener cuidado con el picante, no vayan a ser las agruras…

Av. Cuauhtémoc 439, Piedad Narvarte, 5386 1125, 24 h, tc: todas.

El Moro

Churros y chocolate, la combinación ganadora
(Foto: Diana Féito)

Aunque las tortas no apliquen en el horario nocturno, honestamente la gente viene aquí por sus churros y chocolate. Sabemos que lo dulce no es el antojo común del chilango para la madrugada, pero además de sentirte apapachado, el azúcar ayudará a que la cruda sea más leve, o al menos eso dicen los que saben. Ya si tu cuerpo aguanta un poco de leche, la malteada es la mejor opción.

Eje Central Lázaro Cárdenas 42, Centro Histórico, 5512 0896, 24 h, sólo efectivo.

Charco de las Ranas

Este lugar no es estrictamente 24 horas, pero es un buen espacio trasnochero. Imagínate echarte un queso fundido con rajas, un guacamolito o un sope de pollo a la hora que se te antoje llegar. A diferencia de los puestos de calle, aquí puedes estar tranquilamente sentado y eso siempre se agradece después de un buen zapateado. Pero ojo: si llegas a las 6 tendrás que esperar dos horas para alcanzar el desayuno.

Mixcoac 64, San José Insurgentes, 5598 2279, lun-sáb 13-6 h, dom 8-6 h, tc: Visa y Mastercard.

Au Pied de Cochon

Sopa de cebolla 24 horas, nada puede salir mal
(Foto: cortesía Au Pied de Cochon)

Este restaurante dentro del hotel Presidente es la respuesta a las plegarias de esos que gustan de comer bien 24/7. Al puro estilo francés, su elegante entorno obliga a ser fancy y pedir una sopa de cebolla o unos caracoles Borgoña con mantequilla y perejil. Los estómagos resistentes se pueden aventurar con un lechón confitado o un cachete de res braseado. Sólo que si llegas después de las dos de la mañana no podrás echar el vinito. Y si te gustan los postres, su crème brûlée es legendario.

Campos Elíseos 218, Polanco Reforma, 5327 7756, 24 h, tc: todas.

COMPARTE
Viajera apasionada por descubrir historias y experiencias a través del paladar. Siempre la encontrarás comiendo algo rico y compartiéndolo en sus redes sociales.