Mukbang: comer en cantidades obscenas y ganar dinero

Hablando de trabajos perfectos... ¿Pero cómo le hacen para no engordar?

mujer-comiendo-pizza
La clave del mukbang es la comida, mucha comida. (Foto: shutterstock)

¿Qué pensarías si te dijera que puedes ganar dinero al comer y grabarte haciéndolo? A esta morbosa actividad nacida en Corea se le conoce como ‘mukbang’ y consta de transmitir –o subir un vídeo– el momento en el que ingieres cantidades obscenas de comida. Así que regresa a tu sueño de ser blogger: esto es el trabajo ideal de cualquier glotón.

La dinámica es la siguiente: un sujeto se sienta frente a la cámara con una mesa abarrotada de comida y poco a poco la va devorando. Los sonidos son una parte importante del proceso: algunos pueden ser seductores y otros un tanto desagradables. Fideos, pollo frito, pasta o cereal. No importa lo que comas mientras sea una dosis industrial y con ello nos referimos a ollas gigantes o platos que rebasan la resistencia de cualquier botón.

Desde su creación en Corea del Sur en 2008, la práctica ha sufrido algunos cambios. Antes, los mukbangers transmitían en vivo y comían platos llenos de calorías. Sus espectadores hacían donaciones para que los protagonistas compraran los insumos o siguieran comiendo en tiempo real. Actualmente, la mayoría son usuarios de You Tube y algunos se han atrevido a cambiar la grasa saturada por comida saludable –¿y el reto, ‘apá?–.

Una de las youtubers más famosas es Divine Munchies. Ella come cereal, hamburguesas, pizza o hasta una dotación semanal de papas fritas sin reparo. Y contrario a lo que podríamos creer, no pesa una tonelada. De hecho, la mayoría de gente que hace mukbang tiene una figura normal. Una de dos: o tienen una genética envidiable o entrenan tanto como Goku de Dragon Ball.

¿Cómo ganar dinero?

La lógica de You Tube dice que entre más suscriptores tengas, más posibilidades tienes de un contrato con ellos; y algunos youtubers ganan bastante bien. ¿Te atreverías a comer como pozo sin fondo para ganar dinero? Nosotros… ¡sí!

COMPARTE
Viajera apasionada por descubrir historias y experiencias a través del paladar. Siempre la encontrarás comiendo algo rico y compartiéndolo en sus redes sociales.