Combo mañanero: Dona y café

Editores Tragones presenta

Alamy

Nada mejor que iniciar tu día con una buena dosis de azúcar y cafeína, el combo perfecto para sobrellevar tus actividades. Para la ocasión escogimos uno de los panes clásicos a nivel mundial y la favorita de Homero Simpson: la dona. Y como maridaje, un buen café americano. Checa nuestro veredicto.

Krispy Kreme

Dona glaseada $16 / chocolate con chispas arcoiris $19 café mediano $23

Gynna: Siempre han sido de mis donas favoritas. Mi preferida fue la glaseada, esponjosita, suave… Prácticamente en cinco bocados te la terminas por lo rica que está. La de chocolate la sentí un poco dura. El café americano no es el mejor que haya probado pero si no tengo muchas opciones para acompañar mi pan, si puedo comprar un vaso. Su sabor es un poco fuerte.

Héctor: La verdad es que son muy ricas. Suaves, con mucho sabor e incluso rara vez puedes comer sólo una. La glaseada es muy rica, no empalaga y está muy esponjodita. El café es muy medianón, sirve simplemente para no comer sola tu dona pero incluso podrías prescindir de él sin ningún problema, es cumplidor nada más.

Hugo: Personalmente, éstas son mis donas favoritas: son ligeras y tienen sabor, aunque también debo reconocer que muchos las tachan de demasiado “artificiales”. No son nada “masudas”, se deshacen en la boca prácticamente. En cuanto al café, pasó bastante desapercibido por el sabor de la dona. En realidad no es el mejor café que he probado pero puede sacarte del “apuro” si tienes antojo. Las bebidas con leche que venden ahí mismo son mejores que el café.

Sasha: Estas donas tienen la cantidad de glaseado perfecta para que te den ganas de comerte 2 o tres. Me gusta que son suaves y nada grasosas. La glaseada me gustó más que la de chocolate aunque reconozco que la consistencia crujiente que le dan las chispas de colores a la de chocolate es muy rica. El café bueno, de aroma y sabor profundo aunque algo líquido. Le doy un 8 al café.

Los Bisquets Bisquets Obregón

Dona $12 café $12

Gynna: La dona era de doble chocolate: la masa del pan era chocolatosa más el chocolate que le ponen encima. La sentí un poco masuda, sin embargo, el sabor no era malo; de hecho se puede ver la grasita del chocolate. El café fue el peor, prácticamente sabía a nada… Era agua pintada.

Héctor: El sabor de la dona estaba bien, era rico, pero la sentí un poco grasosa, bueno, tomando en cuenta que era de doble chocolate. Además, en un desayuno de gordos cuándo nos ha importado eso. La verdad es que está rica, lo malo fue el café, con muy poco sabor, preferiría pasarme la dona a brincos que volver a tomar este café.

Hugo: El café me supo mejor que el de Krispy Kreme, pero no es extraordinario: este lugar no se caracteriza precisamente por su café, pero sí por su pan. En cuanto a la dona que probé, era de doble chocolate y masudita, no me supo mal, aunque se nota que está hecha de una forma más “tradicional”, o sea, sí sabe a grasita. Es la más parecida a una dona de panadería de barrio, y hay que decir que tienen su encanto, pero si los sabores de cosas que engordan no son lo tuyo, evítala.

Sasha: Esta dona tiene dos cosas a su favor: 1) la masa de chocolate tiene toques de piloncillo, eso le da un sabor diferente al de las demás, el chocolate que utilizan para la cobertura es muy rico y no se hace duro. Lo malo es que está muy grasosa, incluso se quedaba algo de grasa en el plástico que la envuelve cuando te la dan. En cuanto al café, me pareció muy aguado. Como decimos los chilangos “Agua de calcetín” pero ayuda a no pasarse la dona a brinquitos.

El Globo

Dona $14 café $24

Gynna: El mejor combo. La dona cero empalagosa a pesar de que combinaba glaseado con chispas de chocolate. Esponjosa. De esos panes que realmente te dejan una sonrisa en la boca. El café no es extraordinario, pero en este versus si fue el ganador. Se nota que es de grano pues en la bebida se ve la grasita. El sabor es fuerte, pero su intensidad combina perfecto con lo dulce del pan.

Héctor: Es otra de mis favoritas, esta dona glaseada con chispas de chocolate siempre me ha parecido muy rica y lo volví a comprobar en esta degustación. No es grande, tiene el tamaño exacto para el antojo o para el desayuno sin que la culpa se apodere de ti. El café también fue rico, forman un buen combo, lo recomiendo, de los cafés que probamos éste fue el mejor, con un sabor fuerte que te hace apreciarlo y despertar.

Hugo: El Globo siempre le echa ganitas a sus donas y saben combinar muy bien ciertos sabores: su pan es masudito, sustancioso y sabroso. Pero lo que me sorprendió fue su café: concentrado, con sabor y muy recomendado para los amantes del café “rápido”. La combinación de dona y café de El Globo fue la mejor para mí, aunque por separado me quedo con su café.

Sasha: Siempre he dicho que si hay algo rico en esta panadería, son precisamente las donas. La de chocolate es perfecta. Por 14 pesos te estás comiendo una dona gourmet con masa esponjosita con sabor a canela y azúcar glass. El glaseado funciona como pegamento para el chocolate que por el color y sabor es natural. Amo que el chocolate venga en trozos, es como morder una barra de chocolate. El café es excelente, tiene buen cuerpo, sabor, aroma y color. Cuando te lo acabas queda una capita café al fondo, lo que indica que es de grano. El combo despertador y ganador #delicia

Nota: Si compras el café en lunes te regalan un pan miniatura.

7 Eleven

Dona $9 café $15

Gynna: Nunca ha sido mi lugar favorito ni para comer pan, ni para tomar café. Sin embargo, iba con la mente abierta para este versus. La dona me pareció mala, de hecho estaba muy seca y el sabor a chocolate no se alcanzaba a percibir pues sabía más a masa de pan que a otra cosa. El café pasa desapercibido, su sabor es muy ligero.

Héctor: La dona no me agradó, masuda y grasosa, como cualquier dona callejera, corrijo, hay donas callejeras que son muy ricas comparadas con ésta del Seven. No la recomiendo, ni aunque sea el único lugar abierto a cualquier hora. El café es medianón, pasa para una mañana, tarde o noche de frío, pero nada más. 

Hugo: Por mucho tiempo, las donas del “seven” fueron mi placer culpable godín: me ayudaban a quitarme el antojo mañanero mientras trabajaba. Sin embargo, para ser sinceros aquí tienen un pan terrible. En el caso de la dona que probé, estaba dura y el sabor del chocolate que la cubría brillaba por su ausencia. Come el pan aquí bajo tu propio riesgo, porque quién sabe cada cuándo lo cambian, yo digo que pasan días antes de que por lo menos cambien de lugar los panes. ¿Y el café? Amigo godín, tú te mereces algo mucho mejor que eso. Evítalo a toda costa. No porque siempre tengas un “seven” cerca, caigas en la tentación, ¡yak!

Sasha: He de confesar que como buena estudiante-Godínez (y porque hay un “seven” enfrente de mi universidad) muchas veces este es mi combo de campeona. La dona de chocolate oscuro con líneas de chocolate blanco está muy simple y se nota que el chocolate es artificial por el color y porque sabe a azúcar pero no sabe a cacao. La masa tiene color amarillento. No me gustó. El café es otra historia, no había probado el americano y me atrapó el sabor concentrado  que tiene, incluso hay una versión “intense” para quienes lo profieren más fuerte. Para ser del 7/11 y por el precio, el café vale la pena, la dona de chocolate no tanto. Habrá que probar las demás.

¿Con qué combo vas a empezar tu día?