El postre más famoso de Canadá llega a CDMX

Hola, bomba de azúcar

cola de castor de BeaverTails
Foto: Facebook BeaverTails

Ya no tienes que viajar a Canadá —busca otro pretexto— para probar uno de sus postres más famosos: la cola de castor de BeaverTails. No es un churro y tampoco una crepa, aunque es frito y va cubierto de azúcar. Eso sí, tiene la combinación ganadora: pan + dulce.

Spoiler alert: ten un dulce o algo que comer a la mano, porque se te hará agua la boca. La cola de castor de BeaverTails es un postre hecho de una masa integral que después se fríe en aceite de canola y se cubre con un poco de azúcar. Después le ponen Nutella, crema de cacahuate o plátano. Hay nueve sabores oficiales: de manzana con canela, cheesecake de caramelo, Nutella, crema de cacahuate y Reese’s Pieces, de Oreo con glaseado de vainilla, simplemente de Nutella y hay otro al que le añades plátano, el de maple —obvi, no podía faltar—, canela con azúcar y uno igual al que le agregas limón, este último es de los más pedidos. Sobre la cola de castor, le echan el jugo de limón como si fuera un taquito de suadero.

La cola de castor de BeaverTails mide 25 centímetros, por lo que resulta un postre perfecto para compartir, pero si te quieres ver atascado, pide uno para ti solito. Está la opción de pedirlo combinado, por si compartes o por si no decides qué sabor pedir. La bebida no puede hacer falta y las opciones que hay son igual de ricas: el chocolate caliente —hecho con agua y chocolate canadiense— que lleva bombones arriba o los smoothies. Para estos, debes elegir una base, ya sea naranjada o limonada, y luego una o dos frutas, como mango, fresa, mora azul, frambuesa, piña o frutos rojos. Pregunta por los combos.

También lee: el bar de cereal en la ciudad que debes conocer 

Así llegó la cola de castor de BeaverTails a México

Ernesto y Christofer viajaron a Canadá, donde conocieron la cola de castor de BeaverTails. Les gustó tanto el sabor y la idea, que decidieron traerla a México, peeeero no les fue nada fácil, porque el plan de expansión de los dueños no incluía México. Eso no fue impedimento y se unieron a un grupo de franceses al momento de hacer el deal, así fue como lograron traer BeaverTails a México, tras dos años de intentarlo.

Todos los ingredientes los traen desde Canadá, excepto el café, el cual lo compran en Local. La cola de castor es un buen postre para compartir con tu familia y amigos, que te va a endulzar la tarde. Aunque son ingredientes comunes, el sabor es diferente a otros postres que tenemos en CDMX.

Próximamente habrá más sabores en la nueva sucursal de BeaverTails que estará en Parque Delta, así como helado y BeaverDogs. Por ahora, solo está en el segundo piso de Perisur, en la zona de comida (antes de entrar al cine).

Dónde: Perisur, Anillo Periférico 4690, Ampliación Pedregal de San Ángel

Horario: lunes a miércoles de 10 a 21 h, jueves a domingo de 10 a 22 h

Costo: las colas de castor cuestan entre $75 y $90; los smoothies están en $75 y el chocolate en $40.

Te puede interesar: los waffles más atascados de CDMX, ¡lánzate a probarlos!