Choco-delicias: para el antojo

Tienes que probarlas

Como si fuera fiebre, de pronto todos los chilangos estamos contagiados por chocolatitis de la buena.

Hace unos años, había que conformarse con una bolita de helado. Hoy la variedad y calidad de los postres de chocolates nos coloca a la altura de cualquier capital del mundo… al menos en lo que a chocolate se refiere.

Postre de chocolate y nuez pecanera

Este sandwichito es la locura. Dos finas hojas de choclate oscuro y blanco cubre una montañita de nueces pecaneras garapiñadas encapsulando sabor y frescura. 

Dónde probarlo: Jaso

Nivel de endorfinas: medio

Más antojos:

Top 6: chiles rellenos

Comida afrodisíaca

Las mejores costillas

 

 

Trufa + Trufa

Este postre es justo lo que se necesita para irse a casa satisfecho y con una sonrisa que durará hasta el amanecer.

De forma irregular y presentado en un plato que parece una maqueta campirana, este delicioso mouse firme de chocolate semiamargo, está aliñado con aromático aceite de trufa negra (hongo). Desde la primera mordida los ojos se cierran como quien sueña despierto. En el fondo de la boca, destaca el característico aroma de la trufa.

Dónde probarlo: Oca

Nivel de endorfinas: Medio-alto

Más antojos:

Top 6: chiles rellenos

Comida afrodisíaca

Las mejores costillas

 

 

 

Fondant de chocolate y helado de te verde

A este postre se le podría escribir un poema> primero un ligero pastelito sin harina que conserva el centro medio líquido y tibio. El dulzor es medio, apenas lo suficiente para hacer que el chocolate sepa y no se olvide que esto, es un postre. Lo acompaña una bolita de helado de te que como tal funciona, limpia el paladar y contrasta en sabor y textura. De paso, en temperatura también. Como premio extra, este postre tiene su propio postre, una galletita de semillas de ajonjolío que deja un delicioso y largo sabor tostado y dulzón.

Dónde probarlo: Nobu

Nivel de endorfinas: Medio

Más antojos:

Top 6: chiles rellenos

Comida afrodisíaca

Las mejores costillas

 

 

 

Chocolates de boing y motitas

La genialidad del chef chocolatero José Ramón Castillo hace uso de referencias populares de una generación. Chocolate relleno con pastas que saben a Boing de guayaba y chicle Motita son sólo algunos de los sabores muy mexicanos que se puede adquirir por gramos en su boutique de Polanco. Luego de comer en cualquier local de la zona, este es el un dulce final.

Dónde probarlo: Que Bo

Nivel de endorfinas: Bajo

Más antojos:

Top 6: chiles rellenos

Comida afrodisíaca

Las mejores costillas