Chilaquiles picositos

Verdes, rojos, de mole, pasilla y hasta veggies

VÍA@Gynna_H
Getty Images

Cinco lugares en donde encontrarás diferentes versiones de este platillo 100 por ciento mexicano y que ha sido y es el remedio de muchos para la conocida “cruda” o “resaca”. Dependiendo de tus antojos o preferencias, podrás escoger entre los clásicos verdes o rojos; o si estás a dieta irte por algo más vegano… No es broma.

La Esquina del Chilaquil

Desde hace 30 años, todas las mañanas, la gente hace fila en este puesto ubicado en una esquina de la Colonia Condesa. Aquí se jactan de haber inventado la torta de chilaquil, la cual preparan en bolillos de tamaño promedio, una embarradita de frijoles negros refritos, chilaquiles rojos o verdes, pollo deshebrado o por cinco pesos más, pechuga empanizada, crema y queso. Te recomendamos La Bomba, una torta preparada con chilaquiles, milanesa, cochinita pibil, cebollitas y mucha crema.

Dónde: Alfonso Reyes esq. Tamaulipas, Condesa, 04455 2390 9260 / 4751 0059.

Pan Comido

Es un restaurante de comida orgánica y vegetariana. El lugar es chiquitito (con dos mesas y una barra para tres), los fines de semana se llena –a menudo de hipsters– y el servicio suele ser atropellado pero por un buen desayuno a menos de 100 pesos, vale la pena. Tienen unos chilaquiles muy decentes, picosos y buenos para enterrar la cruda a los que puedes sumarle el combo: jugo o fruta, pan dulce, café o té (un chai muy bueno). Además, tienes la opción de ordenarlos con chorizo vegetariano.

Dónde: Tonalá s/n entre Álvaro Obregón y Chihuahua, Roma Norte.

Fisher’s

Es uno de los centros de reunión de los más fiesteros del DF. Aquí se precopea y se crudea. Por las mañanas tienen “La hora Oyster”, que consiste en ofrecer un menú para crudos que incluye chelas gigantes, cubas jumbo y chilaquiles de camarón que sirven en un plato de barro muy caliente, con una salsa verde picosita (tipo sopa aguada), totopos, crema y queso cheddar. El menú está a la mitad de precio a esta hora.

Dónde: Georgia 88, Ampliación Nápoles.

El Chilaquilito

Es un restaurante de comida mexicana que ofrece chilaquiles desde 1988. Aquí la gente elige el nivel de picor en este platillo en un escala que va del 0 al 13 con salsa ya sea roja o verde. Si no eres de los que come mucho picante, te recomendamos que pidas el 5 pues arriba de este nivel ya es para los que les gusta sudar. Esta la opción de ordenarlos solos, con pollo, huevo o carne.

Dónde: Correspondencia 176, Postal.

La Casa de la Yeya

Es un restaurante famoso por ofrecer varios de sus platillos con tortillas recién hechas, por ejemplo si pides carnitas, sopes o quesadillas. Sin embargo, no hay que dejar de lado los chilaquiles de este lugar, los cuales pueden ir desde los clásicos verdes o rojos con pollo, huevo o chorizo; o unos más originales con mole o pasilla con pollo, huevo o chorizo. Sus paquetes de desayunos no rebasan los 100 pesos y te aseguramos que quedarás más que satisfecho.

Dónde: Av. Revolución 117, Tacubaya.